Cortes de tráfico en varias localidades dé Guipúzcoa para protestar por el juicio

Grupos de personas consiguieron cortar en la noche de ayer el tráfico automovilístico y ferroviario en distintas localidos guipuzcoanas para protestar por el juicio celebrado en Madrid contra los 17 dirigentes de Herri Batasuna, acusados de injuriar al Rey en la Casa de Juntas de Guernica.En San Sebastián, varios jóvenes colocaron cadenas de un extremo a otro de la calzada en el mismo centro del casco urbano y en los accesos, lo que provocó importantes atascos de tráfico. Los incidentes fueron de mayor importancia en Rentería, donde grupos de manifestantes cruzaron en la carretera nacional Madrid-Irún varias cadenas de las que colgaban pancartas con frases alusivas a los motivos de la convocatoria. También cruzaron en la calzada de esta carretera, a su paso por Rentería, tres autobuses de la línea San Sebastián-Fuenterrabía.

Más información
Los dirigentes de HB afirman ante el juez que no querían ofender al Rey en Guernica

Asimismo, un grupo de unos treinta jóvenes que llevaban los rostros cubiertos por pasamontañas y pañuelos, arrojó piedras contra los coches que circulaban. Un coche de la policía autónoma vasca que iba a retirar una barricada fue apedreado, aunque ninguno de los miembros de la patrullaa resultó herido. Estas accione! ocasionaron un gran caos de circulación como consecuencia del tráfico que se registraba a esas horas.

Otro autobús fue tirado a las vías del ferrocarril, a la altura de Rentería, y posteriormente fue incendiado por los grupos de manifestantes. El incidente motivó la suspensión temporal del servicio ferroviario en la zona. La colocación de cadenas y barricadas en calzadas se repitieron sistemáticamente en Eibar, Pasajes, Orio, Tolosa y otras localidades guipuzcoanas, lo que obligó a la Policía Nacional y a la Guardia Civil a intervenir constanternente para dejar expéditas las vías.

Por otro lado, un grupo de personas colocó una barricada formada por neumáticos a los que prendieron fuego a primera hora de la noche en la calle bilbaína de Juan de Garay, a unos 500 metros de la sede del Gobierno militar de la provincia, a la salida de la autovía Bilbao-Basauri. La barricada, que cortó el tráfico durante algo más de una hora, fue retirada por la Policía Nacional. Cerca del lugar, fueron encontrados panfletos contra el juicio.

De otra parte, fue desactivada una bomba situada en la vía férrea Madrid-Bilbao a la altura del puente de Cantalojas, situada a unos 500 metros de la estación central de la capital vizcaína. La bomba, considerada de una potencia media, estaba compuesta por dos litros de disolvente y se encontraba conectada por un sistema de relojería al raíl izquierdo. Una llamada que daba cuenta de la colocación de la bomba fue recibida a primera hora de la tarde en la asociación de ayuda en carretera. El mismo comunicante anunció la colocación de otra bomba en el aeropuerto de Sondica, pero la Policía Nacional rastreó la zona sin que verificara su existencia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS