Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las medidas contra el terrorismo serán enviadas esta semana a las Cortes

El paquete de medidas antiterroristas, cuyo envío a las Cortes fue prometido por Felipe González el pasado 3 de noviembre, entrará en el Congreso de los Diputados a mediados de esta semana, probablemente el jueves, de acuerdo con fuentes gubernamentales. Estas fuentes agregaron que se ha efectuado "un discreto sondeo" cerca de Alianza Popular, que en principio habría prometido su apoyo a las medidas.En esencia, las medidas suponen una refundición procesal y penal de la legislación antiterrorista hasta ahora dispersa. Se incorpora, dijeron medios gubernamentales, un "gran rigor" en cuanto a posibilidades de deshacer "asociaciones de hecho, muchas veces ni siquiera constituidas legalmente". No resulta difícil ver que estas posibilidades afectarían directamente a entidades próximas a la alternativa KAS, en gerteral, y a asociaciones como las "gestoras pro amnistía", en particular.

El presidente del Gobierno, Felipe González, prometió a la oposición conservadora el envío de estas leyes a las Cortes en el plazo de 10 días. Sin embargo, el estudio de las medidas por el Consejo General del Poder Judicial, que el pasado martes las remitió de nuevo al Gobierno, ha retrasado su aprobación por el Ejecutivo, algo que muy probablemente ocurrirá en el Consejo de Ministros del próximo miércoles. Inmediatamente después, las medidas serán enviadas al Congreso para su tramitación por el procedimiento de urgencia.

El Grupo Popular, una vez conocída la esencia de estas medidas, habría prometido al Gobierno su apoyo a las mismas, lo que no excluye que la oposición conservadora pueda presentar otras nuevas, referentes, por ejemplo, a la posibilidad de sancionar el pago de rescates por falta de colaboración con las investigaciones policiales. Un dirigente parlamentario de AP informó ayer que, tras la liberación provisional del empresario José Cruz Larrañaga, decenas de profesionales en el País Vasco están recibiendo cartas de ETA exigiendo el pago del impuesto revolucionario.

Dificultades

La previsible oposición de la Minoría Vasca y de algunos componentes del Grupo Mixto a algunas de las medidas antiterroristas hará, añadieron I.as fuentes gubernamentales, que no sea fácil la entrada en vigor de esta legislación, "al menos hasta dentro de dos meses, por mucho que pretendamos agilizar los trámites en el Congreso y en el Senado".Por lo demás, la actividad parlamentaria en la Cámara Baja estará centrada, hasta el jueves, en la discusión presupuestaria, tras lo cual serán debatidas probablemente las leyes del tercer canal de televisión y de cesión de tributos a las comunidades autónomas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 1983