Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Zaire firmarán un acuerdo marco de cooperación, por iniciativa de Mobutu

España y Zaire firmarán hoy, a petición del presidente Mobutu, un acuerdo marco de cooperación cuyos puntos básicos no están totalmente definidos. Algunas de las partes ya han sido acordadas, pero las sustanciales están a la espera de la reunión de hoy. Por parte española no existe especial optimismo por la cuestión, y el punto conflictivo que da lugar al desacuerdo español reside en la moneda de pago, ya que Zaire pretende imponer la suya.

La jornada de los Reyes de España durante el domingo se inició con la misa concelebrada por 10 sacerdotes, el cardenal primado de Zaire, monseñor Malula, y los obispos Make y Tshibango, que, como el resto de los 17 obispos que residen en el país, sonde nacionalidad zaireña. La Iglesia católica, que es la religión que practica la mayoría del país, mantiene con Mobutu cordiales relaciones desde 1981, pero los enfrentamientos de la Iglesia con el régimen han sido notables. Los obispos de Zaire han tenido en lo político una posición aperturista y ello les ha creado serias complicaciones.En este momento no existen grandes contenciosos, y el Gobierno ayuda a la Iglesia fundamentalmente en las zonas más deprimidas. No obstante, la labor que realizan quienes están en el interior ¿el país no está bien remunerada. Así, por ejemplo, una enfermera de las que poseen las misioneras españolas percibe como sueldo mensual unos 250 zaires, mientras que el salario de un sereno es de 1.000 zaires. La monja española mejor pagada, por llevar una vicaría de 17.000 personas, recibe 850 zaires, que suponen al cambio unas 3.200 pesetas.

La homilía del cardenal primado tuvo como introducción una salutación a los Reyes, a los que agradeció la. labor que realizan las más de 500 personas españolas dedicadas a las misiones. El resto de la colonia española no llega al centenar y medio. Se especulaba con la posibilidad de que el cardenal tuviera algún gesto de distanciamiento hacia Mobutu y su esposa, pero no fue así, y en sus palabras no hubo la más mínima alusión política. Los Reyes, Mobutu y su esposa tomaron la comunión de manos del cardenal.

La misa fue concelebrada en la iglesia de San Leopoldo, que fue fundada por el rey belga del mismo nombre y es actualmente la iglesia del seminario. El coro de la parroquia, acompañado por un acordeón, que hace las veces de órgano, y varios bongos, interpretó diversos motivos religiosos de marcado signo popular. La iglesia, de ladrillo, con arcos apuntados, tiene su escasa iconografía representada por un mosaico en el que Cristo es negro y la representación de Dios también. Unicamente la imagen de la Virgen, la única que existe en el templo, es blanca.

Turrón y medicamentos

Las monjas de los Sagrados Corazones, que asistieron a la misa, mostraron ante las de otras congregaciones su contento por el hecho de que la reina doña Sofía les haya hecho llegar una carta, respuesta a la que recibió de ellas en Madrid, en la que les comunica que su petición ha sido atendida. Efectivamente, en el avión real han viajado desde Madrid más de 1.000 kilos de medicamentos, una pequeña partida de turrón para celebrar las próximas Navidades y varias máquinas de coser.

A los miembros del séquito real se les pidió que vinieran con un equipaje lo más ligero posible a fin de que pudiera tener cabida el cargamento que la Reina ha regalado.

Las monjas, según contaron ayer en sus lugares de residencia, han de atender labores tan dispares como la de la sanidad y la construcción de casas. Una vivienda en la selva zaireña no dura más de cinco años. Las monjas han enseñado a construir con adobe, y ello ha posibilitado la creación de viviendas más dignas que las tradicionales chozas. No obstante, este tipo de viviendas todavía mantiene techumbres a base de varias capas de hojas de palmera cosidas. El cemento es inaccesible para esta clase de construcciones porque un solo saco cuesta el salario de un mes.

Los reyes embarcaron al mediodía en un buque-recreo del Gobierno zaireño para hacer un recorrido por el río Congo, que hoy lleva también el nombre de este país africano. Pocos minutos después de zarpar aterrizó en la cubierta de popa un helicóptero del Ejército en el que se transportó la comida caliente que fue servida durante el recorrido. Fue todo un alarde de boato, por otra parte totalmente innecesario. La jornada real finalizó con la recepción en la embajada a la colonia hispana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de noviembre de 1983

Más información

  • Los Reyes asistieron a una misa oficiada por el cardenal primado