Huelga de los joyeros sevillanos en protesta por el asesinato de un compañero

Los joyeros sevillanos mantuvieron cerrados durante una hora sus establecimientos, en la jornada de ayer, en señal de protesta por el asesinato de Francisco Antonio Huet, encargado de un comercio del ramo, ocurrido hace menos de un mes en la capital andaluza. Los joyeros desean también con esa acción expresar sus demandas de mayores medidas de protección. El resto del comercio sevillano secundó el cierre, entre las 11 y las 12 horas, en un porcentaje que los organizadores estimaban superior al 80%.

La decisión de cerrar las joyerías -actitud que se repetirá hoy y mañana- se adoptó en el transcurso de una asamblea de joyeros celebrada el pasado jueves, a la que asistieron un centenar de profesionales de este gremio.

Huet resultó muerto por los disparos de un atracador al que intentó hacer frente cuando el delincuente asaltaba el establecimiento donde la víctima trabajaba como encargado, en el barrio de Triana.

A los cierres de estos tres días seguirá la convocatoria en diciembre huelga a la japonesa -trabajar más del horario previsto en la que los empleados de joyerías de Sevilla abrirán sus puertas un sábado por la tarde. Al mismo tiempo, empresarios del sector han abierto una cuenta en una entidad bancaria a nombre de la viuda del asesinado, a la que ha quedado una paga de algo más de 20.000 pesetas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción