Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Nombramientos tardíos

Un colectivo considerable de profesionales viene aprobando anualmente las oposiciones al cuerpo de profesores de EGB. Por consiguiente, es lógico pensar que, una vez superadas estas pruebas selectivas, en un razonable período de tiempo pasen a formar parte de la plantilla orgánica del MEC, al que pertenecen, pero no es así. Transcurre tradicionalmente más de un curso escolar hasta que aparece publicado el nombramiento de estos profesores de EGB en el Boletín Oficial del Estado. Durante todo este tiempo, su estado jurídico y profesional no es regular, por lo que no se les considera funcionarios de carrera, soportando pacientemente todas las implicaciones económicas, profesionales y de otra índole que ello conlleva. Por tanto, el nombramiento de estos profesionales de la enseñanza se demora de un modo incomprensible y arbitrariamente injusto. Antagónicamente a este supuesto, en otras administraciones distintas a las del MEC, los nombramientos se suceden frecuentemente y no superan como máximo el plazo de 60 días. Como se observa, la diferencia cronológica en uno y otro caso es abismal, tratándose de órganos diferentes pero integrados dentro del mismo Estado de derecho español.

¿Por qué el MEC se demora tanto para proceder al nombramiento de estos profesores?

¿Qué causas, quizá económicas y de gran peso, hacen que estos nombramientos se realicen así, marginando a estos profesionales que ya antaño bastantes vejaciones e incomprensiones padecieron? /

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de octubre de 1983