Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno francés impondrá penas de prisión a los pescadores españoles apresados

Penas de prisión de dos meses a dos años podrán ser impuestas a partir de ahora a los patrones de los barcos pesqueros españoles que sean detenidos en aguas comunitarias sin licencia para pescar en las mismas, según la nueva ley que acaba de ser aprobada por la Asamblea Nacional francesa, y que será aplicada a todos los barcos pesqueros españoles que sean apresados por faenar sin licencia dentro de la zona económica de 200 millas.

En esta nueva ley se recomienda una mayor vigilancia y captura por parte de la autoridad de Asuntos Marítimos, entidad encargada de la vigilancia dentro de la zona económica francesa de las 200 millas. La autoridad marítima, en un plazo máximo de 72 horas, remitirá el proceso verbal al juzgado, el cual deberá confirmar la detención o no del patrón del pesquero apresado en un máximo de otras 72 horas. Los patrones de los pesqueros apresados se verán obligados a comparecer ante el juzgado de la localidad donde sean conducidos bajo penas muy severas en el caso de que no se presenten voluntariamente. La ley indica además que se procederá a la incautación de las artes y del pescado que los barcos infractores lleven a bordo.

La noticia ha sembrado el pesimismo, en los puertos vascos de Ondárroa y Pasajes, a cuyas flotas pertenece el 80% de los pesqueros apresados por patrulleras francesas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de octubre de 1983