Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía investiga las extorsiones de la Jonquera entre los industriales

La Policía sigue investigando en círculos próximos a industriales de Figueres y La Jonquera la autoría de las llamadas, los telegramas y la carta recibidos por el empresario de Figueres Josep Raurich, en las que un autodenominado Frente de Liberación de los Pueblos Vasco y Catalán-Movimiento Unificado Revolucionario Internacional (MURI) le solicitaba 100 millones de pesetas "en concepto de contribución".Paralelamente a la puesta en libertad sin fianza de Josep Maria Mezquida, ex alcalde de La Jonquera, y la de los dos súbditos franceses, Armand Auguste Claude Blanc y Henri Jean Montand, inicialmente detenidos como presuntos responsables directos de las amenazas al industrial, la Policía ha descartado definitivamente el móvil político.

La carta enviada por el inexistente grupo político MURI al empresario de Figueres -a la que EL PAIS ha tenido acceso- se revela como una mala imitación de las cartas de extorsión de los grupos terroristas.

La misiva, en la que no figura ningún sello, está mecanografiada de forma que intenta demostrar que se trata de un modelo utilizado por el MURI para coaccionar y extorsionar a otros muchos empresarios. El nombre del empresario, el veredicto y la supuesta sentencia están escritas sobre una líneas que, se supone, pueden ser rellenadas con el nombre de otros industriales con distintos veredictos y sentencias. La carta se inicia con un acuerdo del comité político-militar del MURI que "reunido en sesión extraordinario el día 6 de agosto de 1983 y vistos los informes reunidos por nuestros servicios", decide ponerse en contacto con Josep, Raurich.

El citado comité político-militar, después de deliberar y por unanimidad, emite el siguiente veredicto: "Fijar la cantidad de 100 millones de pesetas en concepto de contribución". El comité del MURI comunicaba al empresario que se había acordado ese veredicto después de analizar tres, puntos. El primero hacía referencia a "los beneficios considerables obtenidos por José Raurich Bastons en los numerosos establecimientos de su propiedad en el pueblo de Els Limits".

El segundo punto califi.caba de "escandalosas" las ganancias del empresario, ya que estas habían sido "obtenidas especularido con las divisas en el mercado paralelo destinado a las plazas financieras de Andorra y Suiza". El tercer y último punto señalaba "la suma considerable de beneficios disimulados gracias a dicho tráfico y reinvertidos bajo diversas formas tanto en territorio nacional como en el extranjero".

El comunicado del supuesto grupo político era taxativo a la hora de explicar al empresario qué ocurriría "en caso de negativa, de traición o tentativa de traición", ya que el MURI, llegado ese caso ordenaría "a la sección de acción Norte/Sur aplicar dentro de los plazos habituales la ejecución de nuestra sentencia: la muerte".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de octubre de 1983