El Reino Unido "parece mas flexible" en el tema de Gibraltar, según el ministro Fernando Morán

Con unas declaraciones de que el estudio sobre la defensa "no será vinculante" para que el Gobierno decida sobre el referéndum de la OTAN, la opinión de que los británicos "parecen más flexibles" en el tema de Gibraltar y que el nuevo acuerdo bilateral España-EE UU "funciona bien, pero es perfectible", el ministro español de Asuntos Exteriores, Fernando Morán, presentó a la Prensa española el balance de los resultados de las entrevistas celebradas esta semana en Nueva York en el curso de la 38ª Asamblea General de las Naciones Unidas, ante la que Morán habló sobre el programa de política exterior del Gobierno español.

El ministro viajará hoy a Washington para preparar la reunión del comité mixto del acuerdo bilateral España-EE UU, a celebrar el próximo martes, 4 de octubre, con la presencia del secretario de Estado norteamericano, George Shultz. El acuerdo, firmado el pasado mes de febrero, "funciona bien, pero es perfectible", dijo Morán. España concede particular atención al capítulo de cooperación tecnológica, así como al cambio de filosofia en las relaciones con EE UU en términos de mayor igualdad, como supone el que España pueda aplicar mayor disciplina en los vuelos de los aviones de EE UU desde bases norteamericanas en España hacia países terceros.No hay ningún contencioso importante en las relaciones España-EE UU (después de la firma del nuevo acuerdo, la compra de 72 aviones F-18A y la visita del presidente Felipe González a Washington el pasado mes de junio), excepto en lo que concierne a la incógnita del referéndum de España sobre la continuidad o no en el seno de la OTAN. Morán, que citó este punto en su discurso ante la Asamblea General de la ONU, explicó a la Prensa que, en coordinación entre el Ministerio de Asuntos Exteriores y el de Defensa, España prepara un estudio sobre los escenarios y las necesidades de la defensa, tema que es de materia reservada y cuyo trabajo "no va a ser vinculante" para que el Gobierno, en base a su programa electoral y al discurso de investidura del presidente Felipe González, decida sobre el referéndum. Aunque oficialmente "no existe conexión", dijo Morán, el contencioso hispano-británico sobre Gibraltar incide en el capítulo de la OTAN. "Lo que parece muy difícil", precisó Morán, "es estar integrado en una organización militar en la que un Estado miembro mantiene una colonia en España". Morán puntualizó que no tratará ese asunto con el secretario de Estado norteamericano, Shultz, pero que el Gobierno español "ha dejado muy claro" en varios foros internacionales, incluida la propia OTAN, y con los Gobiernos aliados cuál es la posición de España en torno a Gibraltar.

El trauma de las Malvinas

Para Fernando Morán, los británicos se muestran "algo más flexibles" en relación con Gibraltar. "Confío en que superen el trauma de las Malvinas (punto en el que España apoya la reivindicación territorial argentina) y que las reuniones a nivel técnico vayan permitiendo avanzar hacia una interpretación más equilibrada de la Declaración de Lisboa, de abril de 1980, en la que hasta ahora prevalecía el punto de vista británico. Morán confirmó una nueva entrevista con su homólogo británico, sir Geoffirey Howe, en el curso del próximo consejo ministerial de la OTAN, el 8 de diciembre en Bruselas.En relación con otro punto espinoso de las relaciones exteriores españolas, el ingeso en las Comunidades Europeas, Fernando Morán citó su entrevista en Nueva York con el ministro francés de Asuntos Exteriores, Claude Cheysson, y con el de Economía, Jacques Delors. "En la reunión ministerial del 12 de octubre en Luxemburgo cerraremos el capítulo industrial y aduanero (incluidos los estatutos especiales para Ceuta, Melilla y Canarias) de las negociaciones. Iniciaremos el agrícola, aunque sea difícil avanzar antes de la cumbre europea de Atenas, en diciembre próximo".

Fernando Morán utilizó el foro de la ONU para una serie de reuniones bilaterales, entre las que destacan las celebradas con sus colegas de Portugal (para preparar la cumbre hispano-lusitana de noviembre), Argelia, Marruecos, Francia, Irak, Irán, México, Colombia, Panamá, Argentina y Nicaragua, por citar las más significativas. No se reunió con los representantes de la Unión Soviética ni China.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 30 de septiembre de 1983.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50