Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La directora del Ballet Nacional admite que hay tensiones internas

María de Ávila, directora del Ballet Nacional de España -tanto en su sección de español como de clásico-, admitió ayer que existen tensiones en un sector minoritario del primer ballet nacional, pero que creía que esto no sería obstáculo para que la gira que este conjunto realizará por Estados Unidos resulte un éxito tanto en el orden económico como en el artístico.En una conferencia de prensa, la directora del Ballet Nacional de España dijo que tan sólo existe descontento -cuya explicación ella todavía dijo no tenerla- en una pequeña parte del sector español del Ballet Nacional. Aseguró que este descontento no se había extendido a ningún sector significativo de la compañía. "No entiendo qué pretenden las más fuertes críticas cuando alegan que se trata de unagira dura", manifestó María de Avila. "Claro que es dura; todas las giras americanas son duras; pero, en contrapartida, debo decir que desde el primer miembro al último de la compañía están atendidos. Estoy convencida de que he intentado lo mejor para la compañía".

La gira por Estados Unidos que el Ballet Nacional de España, en su sector español, comienza mañanal estaba ya prevista y preparada por la anterior Administración. El grupo español actuará durante dos meses en 35 ciudades norteamericanas, lo que le obligará a viajar cientos de kilómetros cada día. Allí interpretarán, básicamente, El sombrero de tres picos, de Falla; Flamenco, de Antonio; Don Quijote, de Luisillo; Zapateado, de Sarasate, y J, de Pedro Azorín.

María de Ávila presentó también ayer parte del programa que desarrollará el Ballet Nacional en la próxima temporada. Entre los trabajos programados figuran Sinfonía pastoral, con música de Beethoven y coreografía de Milko Sparemblek; Concierto número uno, para piano y orquesta, también de Beethoven y coreografía de Luis Fuente; Serenade, de Chaikovski, con coreografia de George Balanchine; Tarde en la siesta, de Ernesto Lecuona y coreograrla de Alberto Méndez; Muñecos, de Rembert Egües y coreograria de Alberto Méndez, e Idilio de Sigfrido, de Wagner y coreografía de Sparemblek. También habló María de Ávila de la posibilidad de interpretar Medea.

Sobre la posibilidad de renovación, después de la gira por Estados Unidos, de los 48 miembros del sector de ballet español y de los 44 del sector de ballet clásico, María de Ávila dijo que "dependerá de la forma de actuar artística de los miembros del ballet".

La responsable del primer conjunto nacional de danza consideró cerrado el caso Antonio, a pesar de que éste, anterior director del sector español, ha llevado su salida de este conjunto a los tribunales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1983