Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un joven que quemó una bandera de Aragón

Alberto Josa Marín, de 16 años, ingresó ayer en la prisión provincial de Torrero, de Zaragoza, tras ser detenido mientras, en compañía de otros tres jóvenes, quemaba una bandera de Aragón. Según las primeras investigaciones policiales, el detenido pertenece a la ultraderecha.

Una patrulla de la Policía Municipal sorprendió, a últimas horas de la noche del viernes, a un grupo de jóvenes en el momento en que prendían fuego a una bandera aragonesa, presumiblemente sustraída de uno de los mástiles situados al inicio de la Gran Vía de esta capital.

Al advertir la presencia policial, los jóvenes se dieron a la fuga, pero, tras las correspondientes investigaciones, miembros de la Policía Municipal detuvieron a uno de ellos, Alberto Josa Marín, de 16 años de edad, estudiante y domiciliado en esta capital, que fue conducido a una comisaría, donde pasó toda la noche. Ayer por la mañana fue puesto a disposición judicial y el juez instructor decretó su ingreso en prisión.

La policía continúa las investigaciones para la detención de los otros jóvenes, presumiblemente pertenecientes también a grupos de extrema derecha, así como para esclarecer sus posibles vinculaciones con otros hechos similares contra la bandera nacional ocurridos en días pasados en. diversas localidades de la región. Según algunas versiones, la quema de la bandera de Aragón por el grupo de jóvenes sería una venganza ante el hecho de que el día anterior aparecieran, en el mismo sitio, los mástiles de la Gran Vía, una bandera española en el suelo y se echara en falta la enseña de la ciudad.

Siete banderas ultrajadas

En los últimos días, con la de Zaragoza capital, han sufrido ultrajes siete banderas en diversas localidades de la región: en Calamocha (Teruel) fue quemada durante las fiestas la enseña que ondeaba en el balcón del casino de la localidad, y en Pedrola (Zaragoza), la bandera constitucional también sufrió los efectos del fuego, siendo repuesta posteriormente en el balcón del ayuntamiento en medio de un homenaje. masivo por parte de todos los vecinos. Otras dos banderas desaparecieron también del balcón de la casa consistorial en Talamantes (Zaragoza) y Cantavieja (Teruel).En un principio se creyó que estos ultrajes a la bandera nacional eran obra de gamberros, ya que los hechos se produjeron, en la mayoría de los casos, durante las fiestas; posteriormente ha circulado la versión de que pudiera tratarse de una intoxicación de la extrema derecha en un intento de confundir a la opinión pública e introducir en Aragón la guerra de las banderas. Oficialmente no se ha dado ninguna versión de los hechos, y a excepción de la detención que se produjo ayer no se ha registrado ninguna otra.

Por otra parte, dos jóvenes acusados de ser los autores materiales de la quema de una bandera en la localidad de Toloriu (Lérida) fueron puestos en libertad provisional después de haber permanecido durante tres días detenidos en el depósito municipal de La Seo de Urgel, según informa Europa Press.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de agosto de 1983