Un grupo de gamberros prende fuego a 11 coches durante dos noches consecutivas

Once vehículos particulares resultaron con graves desperfectos a consecuencia de otros tantos fuegos provocados, se supone que por un grupo de gamberros, durante las madrugadas del jueves y del viernes. Los vehículos fueron quemados en distintas calles repartidas por toda la ciudad, y siempre de la misma forma: provocar una hoguera debajo del motor para que el fuego alcanzara mayores proporciones y los daños resultaran más cuantiosos.En todas las ocasiones los bomberos fueron avisados para que acudieran a apagar el fuego. Un portavoz del cuerpo de bomberos manifestó su opinión de que se trata de gamberradas, sin otro móvil aparente que el de hacer daño. En ningún caso los coches mostraron otros tipos de desperfectos que los producidos por el fuego ni se robó nada de su interior.

La Policía Municipal madrileña declaró que conocía los incidentes ocurridos, pero que no están investigando el tema, función reservada a la Policía Nacional. Esta última tampoco dispone de pistas fiables para iniciar las pesquisas.

La policía no tiene pistas

En la madrugada del miércoles al jueves fueron seis los vehículos afectados por esta inusual banda de incendiarios. Aproximadamente a las 2.30 alguien inició un fuego en la parte delantera de un Seat 1800, matrícula de Madrid M-4509-D, aparcado en la calle de la Sierra Contraviesa, en el barrio de Entrevías. El o los autores utilizaron bolsas de basura, a las que rociaron con un líquido inflamable y colocaron debajo del motor.La siguiente víctima fue una furgoneta Ebro, matrícula M-3495-EN, también en Entrevías, en la calle del Convenio esquina a Puerto de Almansa. Pocos minutos después, en una calle cercana, la de Emilio Raboso, prendieron fuego a un Seat 1500, matrícula M-659.241, que quedó prácticamente calcinado en su totalidad. Aproximadamente a las 4.30 de la madrugada, los incendiarios dieron nuevas señales de actividad, actuando contra un Ford Taunus, matrícula M-7502-EG, aparcado a la altura de la calle de Bustamante, 12, en el barrio de Delicias. Otros dos vehículos, otra furgoneta Ebro y un Seat 124, estacionados en la calle de Canarias, casi en la esquina con Vara de Rey, también en Delicias, sufrieron la misma suerte.

En la madrugada de ayer, viernes, otros cinco vehículos resultaron con daños de distinta consideración, en acciones que llevaban la misma marca de las de la noche anterior. En este caso, actuaron en el barrio de Delicias y junto a la glorieta de Embajadores. Comenzaron a las 4 de la madrugada y acabaron a las 8.20, ya a plena luz, cuando quemaron una furgoneta Barreiros, matrícula M-833.113, en Villaverde Alto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 26 de agosto de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50