Encuentro Chadli-Gadari bajo el signo del Sáhara

El conflicto del Sáhara occidental y el apoyo que brindan Argelia y Libia al Polisario han dominado las conversaciones mantenidas ayer, en Argel, entre el presidente Chadli Benyedid y el dirigente libio, Muamar el Gadafi. En la capital argelina persiste la expectativa acerca de un recrudecimiento temporal de la guerra en la ex colonia española.Los esfuerzos que lleva a cabo Argelia en estos momentos están centrados en lograr que marroquíes y saharauis vuelvan a sentarse en torno a la misma mesa para dirimir la preparación de un referéndum de autodeterminación, de acuerdo con las recomendaciones de la última cumbre de la Organización para la Unidad Africana (OUA). En este sentido habría que interpretar el último ataque del Polisario a la posición marroquí de Lernseyed, ataque que, según una fuente saharaui, no había terminado el domingo pasado.

La visita de Gadafi a Argel, al término de un periplo que lo ha llevado a Rabat y Nuakchot, vendría a constituir una forma de aquilatar resultados en torno a las posibilidades que tienen los. saharauis de participar en el referéndum de autodeterminación, propuesto por el rey Hassan II, con garantías efectivas del neutralismo de todas las partes implicadas. A la estancia del coronel libio hay que ligar una rápida visita del ministro argelino de Exteriores, Ahmed Taleb Ibrahimi, a Túnez para proseguir los contactos relativos a la construcción del Gran Magreb. No es aventurado imaginar que los dos temas, el Sáhara occidental y la construcción del Magreb, tienen para Argelia muchas connotadiones idénticas.

Sobre el papel, en la capital argelina no se dramatizan las palabras del monarca alauita en torno a la decisión de no retroceder el Sáhara occidental al Polisario si la respuesta al referéndum fuera desfavorable para Marruecos.

En cuanto a los problemas que dominan las relaciones libio-argelinas, es evidente la voluntad de los dos dirigentes de no dejar traslucirlos públicamente. Los argelinos han desmentido que los aviones franceses que transportaron armas y pertrechos al Gobierno de Chad, dirigido por Hisséne Habré, sobrevolaran el espacio aéreo de este país, como se había dado a conocer en la capital francesa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 1983.

Lo más visto en...

Top 50