_
_
_
_
EDUCACIÓN

Cuatro despedidos en la universidad Popular de San Sebastián de los Reyes

El despido de cuatro profesores de la pionera Universidad Popular (UP) de San Sebastián de Los Reyes "por motivos ideológicos", según los afectados, y por "su ineficacia y mala gestión", según los responsables del Ayuntamiento, es el punto de partida de una polémica en la que se plantea el auténtico espíritu de estas instituciones y su futuro en nuestro país.Los profesores despedidos y un sector de los participantes en las actividades de la UP acusan al Ayuntamiento, patrocinador de esa entidad, de actuar movido por criterios ideológicos. Según esta versión, la intención de la actual corporación, de mayoría socialista, es convertir la UP "en una academia municipal".

Para Luis Martínez, Marta Coronado y Maria Luisa Fernández, tres de los profesores expulsados, el conflicto comenzó cuando el Ayuntamiento decidió suspender las actividades del grupo de Animación Sociocultural, una de las tres áreas, junto a las de Conocimientos y Creatividad, en que se dividen las actividades de la UP.

"Hemos sido despedidos", afirmó Luis Martínez, "por opinar que Animación Sociocultural, más que distraer es hacer posible que los vecinos de San Sebastián utilicen la Cultura como un instrumento de progreso social. Todo este planteamiento suponía una aproximación de los vecinos a la gestión municipal y un conocimiento y valoración de la misma, lo que por lo visto le resulta molesto al Ayuntamiento"

Según Marta Coronado, a los despedidos se les prohibió pogresivamente "trabajar con las asociaciones de vecinos y continuar la labor con la tercera edad y con los grupos de mujeres. La desaparición del área de animación supone la muerte de la UP".

Antonio García Rayo, concejal de Cultura tras las últimas elecciones municipales, declaró a este periódico que "los últimos acontecimientos ocurridos en nuestra UP indican, no la muerte de la misma, sino la del proyecto de Universidad Popular de unos pocos señores, que había costado al erario público por encima de los cincuenta millones de pesetas y que, sin embargo, era desconocido por el 82 % de la población, como demuestra una encuesta realizada por Sofemasa".

"Esta es la estafá", añadió García Rayo, a la que en todo caso se habrán visto sometidos los vecinos, algunos de los cuales conocen la UP sólo por este conflicto. El Patronato de Servicios Municipales se ha visto obligado a tomar cartas en el asunto al entender que se ha llevado a cabo durante tres años una pésima gestión.

Por su parte, un grupo de alumnos de la UP acusaron al equipo de gobierno municipal de realizar "una política fiscalizadora". "La UP", dijeron, ha dejado de ser una entidad sociocultural libre y pasa a ser una academia municipal de la corporación socialista, lo que desvirtúa sin lugar a dudas su primitiva declaración de objetivos".

Para Adolfo Conde, 48 años, alcalde de San Sebastian de los Reyes y anteriormente administrativo en la Unión General de Trabajadores, "las cosas no marchaban bien y era el momento de replantear la situación.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_