Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Comisiones Obreras convoca una semana de acciones de protesta en la Comunidad Valenciana

Sagunto volvió ayer a la normalidad después de 48 horas seguidas de huelga general que ha sido prácticamente total. Ayer fue una jornada de reflexión en la ciudad, tras conocer el decreto de reconversión siderúrgica, aprobado el día anterior por el Consejo de Ministros, que contempla el desmantelamiento de la cabecera de Altos Hornos del Mediterráneo (AHM). La coordinadora de centrales sindicales de Sagunto se reunirá hoy para estudiar la situación. Por su parte, la confederación sindical de CC OO del País Valenciano ha convocado una semana de protesta, que culminará el próximo día 14 con una manifestación en Valencia.

Ayer se sucedían las declaraciones sobre el decreto, por lo general condenatorias. El secretario general de CC OO del País Valenciano, Antonio Montalbán, hablaba de "indignación" porque supone "condenar a un pueblo a la muerte lenta". La organización valenciana de CC OO rechazó la propuesta de CNT de convocar una huelga general en toda la comunidad autónoma como protesta por el decreto y adhesión a los trabajadores de AHM, pero decidió finalmente convocar la semana de acciones de protesta, que se inicia hoy con un encierro de delegados de CC OO procedentes de toda la comarca en el Ayuntamiento de Buñol.Este sindicato entiende que el caso AHM es uno más entre los problemas económicos que padece el País Valenciano y ha dado a la semana un sentido de protesta general, en la que se incluye, por ejemplo, la crisis de sectores como el textil, el calzado y el azulejero. De parecida forma se pronunció ayer el Partido Comunista del País Valenciano (PCPV-PCE), que expresaba "nuestro total rechazo a la grave decisión del Gobierno socialista de desmantelar la siderurgia integral de Sagunto", que supone "una incalificable concesión a los países del Mercado Común".

El Partido Comunista del País Valenciano advertía que "la grave situación social y económica a la que se está sometiendo a Sagunto puede provocar situaciones límite de orden público". En la nota comunista se critica la actitud "pasiva" del presidente de la Generalitat valenciana, Joan Lerma, del PSOE, en el conflicto.

El alcalde de Sagunto, el también socialista José García Felipe, quien, con el resto de miembros de la corporación, finalizó ayer el encierro que iniciaron el pasado martes, calificaba de "catastrófica" la conducta del presidente de la Generalitat, porque "se ha decantado hacia los planteamientos de la Administración". Cabe recordar que el día anterior los miembros el Ayuntamiento de Sagunto pidieron por unanimidad la dimisión de Joan Lerma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de julio de 1983

Más información

  • La ciudad de Sagunto vuelve a la normalidad tras la huelga