Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España debe ejercer mayor control sobre las instituciones financieras

Las propuestas de mayor protagonismo por parte de la autoridad monetaria a la hora de definir las políticas concretas de las instituciones bancarias en un futuro, y así impedir nuevas crisis financieras, se dejaron oír ayer de nuevo en la tercera de las jornadas que sobre Crisis bancaria están teniendo lugar en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo. El catedrático Fernando Sánchez Calero enumeró toda una serie de medidas preventivas sobre legislación y actividades bancarias superadoras de la crisis que implican un mayor intervencionismo del Banco de España.El catedrático de Derecho Mercantil, después de enumerar las causas de la crisis bancaria (inexistencia real de los recursos propios en buena parte de los bancos, concentración de riesgos en las operaciones de activo, concentración en la captación de los pasivos mediante el pago de extratipos o en el mercado interbancario, mayor crédito del que podían conceder realmente estas instituciones y falsedades a la hora de registrar una parte de las operaciones), pidió una modificación sustancial de la legislación vigente para solventar las eventuales crisis.

En este sentido, señaló como imprescindible la revisión de la legislación sobre sociedades anónimas, mayores garantías sobre la aportación efectiva del capital que tienen que tener estas entidades, auditorías externas con carácter obligatorio y reforzamiento de la información y la transparencia.

Si todas estas medidas pueden ser de ámbito general para las sociedades anónimas, en el caso concreto de las instituciones bancarias pidió una revisión del Derecho bancario que implique un mayor poder de control por parte del Banco de España y una mayor vigilancia en el acceso a la actividad empresarial en estas sociedades.

Manuel Martín, secretario general del Banco Popular, intervino para señalar la contradicción filosófica existente entre actividad empresarial y transparencia informativa, apostando más por una liberalización de las trabas existentes al desarrollo de la actividad bancaria, que el mercado se encargaría de ir delimitando, que por un nuevo incremento de la actividad reguladora del Banco de España.

José Antonio Martínez Soler, redactor jefe de Economía y Trabajo de EL PAIS, y José María García Hoz, director de la revista La Actualidad económica, señalaron en sus intervenciones que la prensa no había tenido conocimiento, en la mayoría de los casos, del alcance de la crisis bancaria que se ha ido relatando a toro pasado y que en los escasos momentos en que se supo con antelación no fue la publicación de la noticia lo que desencadenó los problemas de las entidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 8 de julio de 1983

Más información

  • Jornadas sobre 'Crisis bancaria' en Santander