Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La economía española crecerá cerca del 2% durante 1983, afirma ante el Congreso el gobernador del Banco de España

La marcha de la economía española en lo que va transcurrido de año permite prever que el crecimiento para 1983 será superior al del pasado y se acercará al 2%, manifestó José Ramón Alvarez Rendueles, gobernador del Banco de España, en su comparecencia ante la Comisión de Economía del Congreso de los Diputados. Para Álvarez Rendueles no hay razones que permitan afirmar que a la vuelta del verano se tenga que pedir ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional, como se ha rumoreado en los últimos tiempos.

El gobernador del Banco de España señaló, a preguntas de distintos diputados del Grupo Popular, que la actividad económica del primer semestre del año, a la luz de los datos de que se dispone en la actualidad, permite afirmar que el crecimiento de la economía española será más elevado que el de 1982, acercándose al 2%, a pesar de que se pueda producir una cierta depresión en la segunda mitad del año en curso. La recuperación de una cierta actividad de la economía española se ha notado en el freno experimentado en el crecimiento de las distintas tasas de paro, a pesar, dijo, de que los resultados del comercio exterior no sean todo lo buenos que se preveían cuando se fijó el cuadro macroecónomico del Gobierno.Álvarez Rendueles señaló que en diciembre pasado las previsiones sobre crecimiento del comercio internacional realizadas por la OCDE hablaban de aumentos cercanos al 3%, con o que no era descabellado aspirar a un crecimiento de las exportaciones españolas de un 5% términos reales.

Política monetaria

El gobernador señaló que las exportaciones a los países de la Comunidad Económica Europea se mantenían bien y que donde han caído fundamentalmente es en Latinoamérica y en Estados Unidos, país este último donde no era lógico, ya que las previsiones de déficit de la balanza comercial lo sitúan entre los 60.000 y los 80.000 millones de dólares.José Ramón Álvarez Rendueles empezó su intervención señalando que la política monetaria instrumentada por el Banco de España durante el primer semestre del año se había ajustado para conseguir los objetivos-fijados por el Gobierno de reducir el crecimiento del dinero en circulación en torno al 13%, como instrumento de reducción de la inflación y de corrección de los desequilibrios de la balanza de pagos. En el mes de abril, y a la luz del crecimiento experimentado por otros activos cuasimonetarios -pagarés del Tesoro, de empresa, letras avaladas y cédulas hipotecarias-, se decidió reducir el crecimiento de las disponibilidades líquidas en un punto, para lograr que el aumento de los activos totales del sistema se mantuvieran dentro de las previsiones iniciales. En los seis primeros meses del año, el crecimiento de las disponibilidades se ha acercado bastante al objetivo del 12%.

Al tiempo, manifestó Álvarez Rendueles, a partir del mes de marzo el Banco de España mantuvo una política de altos tipos de interés en los mercados monetarios, para frenar las tensiones especulativas existentes sobre la peseta. De esta forma, los tipos de interés a un mes, que hasta entonces se habían situado en torno al 15%, pasaron al 20%. El Banco de España está decidido a llevar a cabo todas las acciones que sean necesarias para mantener estos tipos de interés, que permiten ir equilibrando la ba lanza de pagos al impedir la salida de capitales.

La posibilidad de que la financiación del déficit del sector público implicara la falta de dinero para atender la demanda de crédito del sector privado fue negada por Álvarez Rendueles con los datos del primer semestre. En este sentido, el goberrnador del Banco de España señaló que dicha demanda de crédito había sido muy moderada y que, además, el sector público se estaba comportando dentro de las previsiones y no se estaban produciendo ni aumentos de gastos no previstos ni dejándose de recaudar lo pensado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de julio de 1983

Más información

  • Álvarez Rendueles considera impensable que se pida ayuda financiera al Fondo Monetario Internacional