Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Pentágono dispone desde 1980 de un grupo ultrasecreto de espionaje y accion

El Departamento de Defensa de Estados Unidos mantiene desde hace casi tres años una ultrasecreta agrupación de espionaje y comandos, al margen de la famosa CIA y de la propia agencia de inteligencia militar. La nueva y desconocida unidad del Pentágono está preparada para actuar en todo el mundo, y sus integrantes trabajan en la actualidad en El Salvador y apoyando a los antisandinistas nicaragüenses.La existencia de esta unidad ha sido confirmada, sin un solo detalle suplementario, por un alto funcionario del Ministerio de Defensa. Fue creada en 1980, a raíz de la crisis de los rehenes norteamericanos en la embajada en Irán, y debido a la insatisfacción del Pentágono con el trabajo desarrollado entonces por la CIA.

Durante por lo menos un año, esta organización ha trabajado en la más absoluta clandestinidad e ilegalidad, toda vez que su existencia no fue notificada al presidente de EE UU, ni el Pentágono la comunicó a los comités de Inteligencia del Senado y de la Cámara de Representantes, como es preceptivo.

A lo largo de este tiempo, ni la CIA ni la Agencia de Inteligencia de la Defensa estuvieron al tanto de la existencia de esta unidad. El organigrama del cuerpo ultrasecreto, que parece estar actuando ahora dentro de una cierta legalidad, está integrado por funcionarios, militares y personal civil que apoya sobre el terreno sus actividades.

En El Salvador, su primera actuación transcurrió durante las elecciones a la Asamblea Constituyente, en marzo de 1982. En Nicaragua, este grupo se dedica ahora al espionaje en favor de las fuerzas que intentan derrocar al Gobierno sandinista. En diferentes escenarios mundiales, ha suministrado armas y camuflado a sus militares de plantilla con falsas identidades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de mayo de 1983