Cartas al director
i

La labor de los galeristas

He leído con gran interés el editorial del periódico titulado Colas ante el museo. Todo lo que en él se dice es cierto, y los que trabajamos en el mundo privado del arte no podemos por menos de congratularnos de ello: un aumento del interés y de la cultura estética de la colectividad aumentará la atención hacia las galerías privadas.Sin embargo es humillante la falta de toda mención al esfuerzo que las galerías privadas hacemos por la cultura del país, en muchos casos sustituyendo carencias del sector público. Se podría responder que la editorial se refería tan sólo a esfuerzos de organismos públicos, pero la inclusión de La Caixa y de la Fundación Juan March invalidan tal argumento.

En concreto, en mi galería, la galería Fernando Vijande, han tenido lugar muestras de nivel internacional, que presentan riesgos y esfuerzos muy por encima de cualquier compensación económica. Recientemente tuvo lugar la exposición de obras de Warhol, con un eco extremo y generalizado. Otros artistas que han mostrado sus obras, como Kounellis, Longobardi e Ian Breakwell, tienen un protagonismo indiscutible en el arte actual mundial, y, a nivel nacional, exposiciones como la de Navarro, Alexanco, Gordillo, etcétera, se presentaron al público.

Me parece que ya es hora de que la opinión pública y el Gobierno aprecien la labor de las galerías privadas, llena de riesgos y sinsabores y, la mayor parte de las veces, sin ganancias reales. /

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 01 de mayo de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50