Shultz volvió ayer a Israel sin haber hecho progresos en Líbano

El secretario norteamericano de Estado, George Shultz, concluyó ayer su segunda serie de negociaciones en Líbano, sin que parezca que se hayan realizado progresos en el intento de aproximar los puntos de vista israelí y libanés sobre las condiciones de la retirada de las tropas israelíes de territorio libanés. Shultz llegó ayer por la tarde a Israel.

Más información

Poco antes de partir para Tel Aviv, George Shultz manifestó que no se podía hablar "de optimismo ni de pesimismo, de progreso o de retroceso". "Yo diría simplemente", manifestó, "que hemos trabajado mucho, de manera constructiva y con buena voluntad para llegar a un acuerdo". El primer ministro libanés, Chafic Wazan, estima que "las negociaciones no son fáciles".Las 15 horas de negociaciones que hasta ahora han mantenido las delegaciones norteamericana y libanesa han permitido examinar detalladamente la totalidad del proyecto de acuerdo israelo-libanés y sus anexos.

Según el ministro libanés de Exteriores, Eli Salem, el secretario de Estado ha presentado a los dirigentes libaneses un cierto número de formulaciones norteamericanas susceptibles de satisfacer a la vez a Líbano y a Israel. "Algunas eran aceptables, otras inaceptables", dice Salem. Shultz asegura que el acuerdo entrañará fechas concretas para el principio y el fin de la retirada israelí.

El jefe de la diplomacia nortemericana ha manifestado que los sirios han aceptado recibirle y que espera "poder estar en condiciones de ir a Siria". Esta visita estaba fijada para hoy, pero ha sido retrasada hasta fecha no determinada.

El que ayer llegó a Damasco, sorpresivamente, fue el líder de la Organización para la Liberación de Palestina, Yasir Arafat. El dirigente palestino procedía de Túnez y en la capital siria presidirá varias reuniones de dirigentes palestinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 01 de mayo de 1983.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50