Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SONDEO PREELECTORAL DE SOFEMASA PARA LAS ELECCIONES DEL 8 DE MAYOAndalucía

Los socialistas pueden obtener la mayoría absoluta de los votos

Los socialistas podrían alcanzar la mayoría absoluta en las elecciones municipales en todas las capitales andaluzas, y estarían muy cerca de ella en los demás municipios más importantes. En cualquier caso, obtienen la mayoría absoluta de los votos en el conjunto de la región, avalados por los votos de los hombres y las mujeres en igual medida. De esta manera, el fenómeno de total hegemonía del partido socialista en el conjunto de España se hace especialmente relevante en la región andaluza, donde controlarán con mayoría absoluta la generalidad de los ayuntamientos, tanto grandes como pequeños, y el Parlamento autónomo.Tras los socialistas, los demás partidos se sitúan con previsiones de voto muy alejadas, ya que obtienen porcentajes que no llegan en ningún caso ni a la mitad de los que pueden esperarse para el PSOE. El mayor es el de la coalición conservadora, que en el conjunto de la región puede tener el 18,3% de los votos.

Casi todos los partidos guardan, por otra parte, una fiel clientela de las elecciones legislativas de 1982. Como es lógico, los electores que entonces votaron UCD son ahora los más indecisos. No obstante, cabe destacar que el porcentaje de quienes ahora están dispuestos a votar a la coalición encabezada por Fraga es muy superior al de los electores que votaron a UCD en las municipales de 1979.

AP puede esperar los mejores resultados, según la encuesta, en las poblaciones de menos de 5.000 habitantes, y el peor en las localidades medio-grandes, de entre 25.000 y 100.000 habitantes. El PSOE, de su lado, espera sus mejores resultados en las ciudades más grandes. Los electores de AP son mayoría sobre los socialistas en la clase alta y media alta, y minoría en el resto, especialmente entre la clase media baja y baja.

Destaca el elevado porcentaje de personas que ya han decidido votar (72,6%). Los andaluces menos dispuestos a acudir a las urnas se encuentran entre los residentes en las ciudades con más de 100.000 habitantes. Los electores más jóvenes son, también, más abstencionistas que las personas mayores de 24 años. La razón principal de la abstención está fundamentada en la indiferencia y la decepción ante las municipales.

Hay además, entre los electores que han decidido acudir a votar, un porcentaje relativamente alto de indecisos, el 18,9%, lo que equivale a decir que, según los datos de la encuesta, casi uno de cada cinco ciudadanos decididos a votar aún no sabe a qué partido lo hará.

También a nivel general, cabe resaltar la práctica desaparición del Partido Socialista de Andalucía, que ya obtuvo resultados desastrosos en las primeras elecciones autonómicas andaluzas, y quedó fuera del Congreso de los Diputados en las legislativas del 28 de octubre pasado.

Este dato es más relevante si nos referimos concretamente a la previsión de voto en Sevilla, ya que el PSA obtiene sólo el 2% de votos y ningún concejal, a pesar de que hasta ahora ostentaba la alcaldía en la persona de Luis Uruñuela. El partido, de antemano, ha dado por perdida la batalla de Sevilla, y Uruñuela no se presenta a la reelección. El PSOE será el beneficiario ya que puede obtener la mayoría absoluta en la ciudad, con el 52% de votos. Por tanto, el nuevo alcalde será previsiblemente su candidato Manuel del Valle, hasta ahora presidente de la Diputación Provincial, un hombre pragmático que ha contado con el apoyo de las fuerzas vivas y de la prensa sevillanas, que mantiene buenas relaciones con el empresariado y que ha sostenido fuertes polémicas con los terceros aliados, en Andalucía, de los pactos municipales, los comunistas.

En el municipio de Sevilla no se observa un comportamiento diferente del que se espera en el conjunto de la comunidad autónoma. Hombres y mujeres ofrecen por igual su apoyo al PSOE, que resulta ser el partido con mayor implantación entre los electores más jóvenes. Por el contrario, entre las personas mayores de 54 años hay una fuerte intención de voto a la coalición liderada por Fraga, aunque aún así se mantiene entre las personas de este grupo de edad un claro predominio del voto socialista.

Cabe anotar, según los datos de la encuesta, que la actitud religiosa manifestada por los entrevistados, que en un 75% se declaran católicos, no parece ser determinante del voto. La mayoría -el 46%- de estos católicos sevillanos tiene, en el momento de realizarse el sondeo, decidido votar al PSOE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de mayo de 1983