Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arsenio Lope Huerta, nuevo alcalde de Alcalá de Henaares

El socialista Arsenio Lope Huerta fue nombrado el jueves nuevo alcalde de Alcalá de Henares, en sustitución del anterior, Carlos Valenzuela, durante una sesión plenaria del ayuntamiento en la que los restantes grupos de concejales de izquierda, los comunistas y los dos ediles del Movimiento de Izquierdas de Alcalá (MIA), no ahorraron críticas al PSOE.

Las acusaciones apuntaron al electoralismo del partido gubernamental, y a que la elección elección de Lope Huerta no es más que un montaje partidista para dar renombre al que será primer candidato en las inmediatas elecciones.En cuanto al grupo de concejales de UCD, actuó dividido. Mientras dos de ellos votaban a favor de Arsenio Lope Huerta como alcalde, otros dos rellenaron inadecuadamente su papeleta para convertir sus votos en nulos. Lope Huerta contó también con los diez votos de los concejales socialistas, por lo que en total sumó 12. Dado que se necesitan trece para conseguir la mayoría absoluta, Lope Huerta no ocupó el puesto de alcalde como elegido por la corporación, sino por el hecho de haber sido segunda candidato en la lista del PSOE en las elecciones de 1979. Los seis concejales comunistas votaron a su propio portavoz, Jesús Pajares, y los dos del MIA se decidieron por la abstención.

Luis Suárez, del MIA, y Jesús Pajares, insistieron en sus exposiciones que, para el tiempo que falta hasta las elecciones, podría haber seguido como alcalde en funciones el primer teniente de alcalde, el socialista Pablo González que ya llevaba unos doce días cubriendo el puesto, y sostuvieron que el nombramiento de Lope Huerta es un acto electoralista para acabar el mandato de las actuales sorporaciones como alcalde y encontrar mayores facilidades durante la campaña electoral.

Luis Suarez, además, criticó al PCE por su postura de ir detrás del PSOE en el Ayuntamiento durante cuatro años y derivar a oposición en los últimos días. Al contrario, Arsenio Lope Huerta acusó a sus oponentes de intentar convertir el pleno en un mitin político de hostigamiento.

Al parecer, incluso algunos concejales socialistas no estarían de acuerdo con la elección de Lope Huerta. En este sentido, algunas informaciones indican que el pasado martes se celebró una asamblea de la agrupación local socialista de Alcalá de Heares, en la que se recibieron presiones desde la Federación Socialista Madrileña, precisamente para que el candidato oficial a alcalde contara con la disciplina de voto de los demás concejales de su partido.

Lope Huerta ha declarado que tales rumores son falsos y que no existen disensiones dentro del grupo de concejales, que permanecen en sus funciones habituales. El nuevo alcalde afirmó que el voto del PCE puede cuestionar el pacto de gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de abril de 1983

Más información

  • Críticas de 'electoralismo' de los restantes concejales