Arthur Koestler deja parte de su herencia para investigaciones de parapsicología

El escritor Arthur KoestIer, encontrado muerto junto con su esposa el pasado día 3 de este mes en su apartamento de Londres, ha dejado una parte de su herencia, concretamente 400.000 libras esterlinas (cerca de 60 millones de pesetas) para financiar investigaciones sobre parapsicología, ciencia por la que el escritor y pensador se había interesado intensamente en los últimos años.Esta suma de dinero, que se obtendrá de la venta del apartamento que el escritor tenía en Londres y de una residencia de Deston (sur de Inglaterra) deberá ser traspasada a una universidad cuyo nombre no ha sido todavía revelado con el fin de que se allí que al estudio e los fenómenos paranormales, tales como la telepatía o la telekinesia.

El autor, entre otras obras, de El cero y el infinito, se dedicó en los últimos años de su vida a estudiar los fenómenos relacionados con las ciencias paranormales y a escribir sobre ellos. Koesder y su esposa Cynthia, favorables a la eutanasia, se suicidaron, según todos los indicios, aunque la causa de sus muertes no han sido todavía establecidas oficialmente.

Los cuerpos de Koestler y de su esposa fueron incinerados el pasado viernes en Londres. Durante el servicio funerario, al que asistieron treinta amigos, se leyó un párrafo de uno de los últimos escritos de Koestler que decía: "La eutanasia es algo más que la administración de un analgésico mortal; es un medio de reconciliar al hombre con su destino".

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS