Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los vándalos y los árboles

Viene de'la página 11Actualmente está ocurriendo (ha ocurrido ya) en la Dehesa de la Villa un hecho que recuerda más los famosos cuarenta años que las sentidas expectativas de cambio.En las dos últimas semanas, un grupo de empleados -testigos presenciales los identifican con la compañía del Canal de Isabel II ha procedido a la tala de árboles situados a lo largo de dicho canal entre el transformador de la luz y el depósito de agua, en plena Dehesa, y sendero preferido por los aficionados al jogging, que recorren el circuito deportivo trazado por el propio Ayuntamiento. Pues bien: no contentos con talar los árboles podridos, los empleados mencionados han cortado también los jóvenes y menos jóvenes, pero en todo caso, árboles perfectamente sanos, que se llevaron en su camioneta o dejaron tirados en las márgenes del circuito.

¿Cómo es posible que un Ayuntamiento con veleidades ecológistas permita tal vandalismo? ¿Quién va a pedir responsabilidades a los autores?

De poco servirá que el Ayunta-

miento protagonice campañas de plantación de árboles en parques y solares públicos, con lo fácil que resulta después cortarlos y llevarselos (noen vano se están multiplicando las hogueras en la. Dehesa; la ola de frío, claro). / Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de marzo de 1983