Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno vasco promoverá la microelectrónica

La Sociedad para la Promoción y Reconversión Industrial, dependiente del departamento de Industria y Energía del Gobierno vasco -y que está demostrando ser la institución más dinámica y efectiva de las creadas por el Gobierno autónomo-, ha lanzado el programa Incorporación de la Microelectrónica a la Industria (IMI), destinado, como indica su nombre, a estimular el desarrollo microelectrónico en la industria del País Vasco.El programa fue presentado ayer en Bilbao. Se trata, en resumen, de promocionar, por una parte, la introducción de la tecnología basada en los microprocesadores en la fabricación de productos, y, por otra, de diversificar la fama de productos fabricados por la incorporación de microprocesadores a los mismos.

En opinión de Ignacio Marco Gardoqui, secretario general de la citada sociedad, la renovación tecnológica pasa hoy, si no por la fabricación de microprocesadores -batalla que puede darse por perdida en Europa, en beneficio de los americanos-, sí por su incorporación a los procesos de fabricación y a los productos acabados. En apenas una decena de años, la gama de productos ofrecidos al consumidor puede experimentar una transformación drástica, con la incorporación de hasta un 50% de nuevos objetos. Según Marco Gardoqui, en Europa son los ingleses quienes han estado más listos a la hora de sumarse al nuevo tren.

El programa ahora lanzado se basa en la difusión (entre empresarios y técnicos) de la nueva tecnología, la formación de expertos mediante cursos de reciclaje y la promoción propiamente dicha, en contacto con los fabricantes. En su conjunto, el programa cuenta con un presupuesto de trescientos millones de pesetas, que se invertirán en la financiación de esos cursos, abiertos a todos los técnicos interesados, incluso los que actualmente estuvieran sin empleo, y en la realización de estudios subvencionados sobre la viabilidad técnica y económica de la incorporación de la nueva tecnología en cada empresa contactada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de marzo de 1983