Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía impide la venta ambulante en la calle de Preciados

La Policía Municipal batió ayer la calle Preciados y no permitió que los vendedores ambulantes colocaran sus puestos, en esta zona. Esta medida fue acordada recientemente por el gabinete de dirección del Ayuntamiento de Madrid, que pretende iniciar una campaña de control de la calle citada, después de las reiteradas denuncias de comerciantes y vecinos. Según estos, la zona se ha convertido en un centro de venta ambulante, juego ilegal y carterismo.El concejal responsable de Seguridad y Policía Municipal, Enrique Moral, manifestó que de ahora en adelante la Policía Nacional colaborará con la municipal para erradicar la prostitución, la venta ambulante y los juegos ilícitos de esta calle, "medida que ha sido tomada por el ayuntamiento y que supone la consolidación de la campaña de control que se practicó las pasadas navidades, con un resultado muy positivo".

La decisión se aplicó ya ayer y la Policía Municipal impidió que los vendedores ambulantes colocaran sus puestos. Sólo dos niños gitanos, que cantaban y tocaban la guitarra, y un mimo francés actuaron durante la mañana en la calle Preciados, sin sufrir molestia alguna. El mimo declaró que no teme actuaciones policiales contra los artistas callejeros "porque no somos delincuentes, no hacemos daño a nadie".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de febrero de 1983