Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno deberá aclarar en el Parlamento sus diferencias sobre el déficit con el Banco de España

El Grupo Popular puede sacar a la luz la existencia o no de divergencias entre el gobernador del Banco de España y el equipo económico del Gobierno, con las que se viene especulando en algunos círculos económicos, en un próximo Pleno del Congreso. "O se miente, o se es incompetente. O miente el Gobierno o miente el Banco de España". Con estas palabras explicó a los periodistas Miguel Herrero de Miñón, diputado del Grupo Parlamentario Popular, la negativa del partido socialista a tramitar una pregunta de su grupo al ministro de Conomía y Hacienda, Miguel Boyer, sobre las diferentes estimaciones del déficit de 1982 hechas públicas por el Gobierno y el banco de España.

El Gobierno no está preparado para responder a la citada pregunta sobre la variación de los criterios del Ministerio de Economía para informar del déficit público del pasado año, con la intención de que éste pareciese mayor de lo que es, según informó el secretario de Estado para las Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, en la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso previa al Pleno de esta semana.La pregunta del. Grupo Popular, que recoge las contradicciones desveladas por este diario (véase EL PAIS del 5 de febrero) entre las estimaciones del déficit dadas por el Gobierno y las facilitadas por,el Banco de España, fue presentada por el diputado Rodrigo Rato. El citado parlamentario, al término de la Junta de Portavoces, declaró que a su grupo no le preocupaba tanto el hecho de la tergiversación intencionada de los datos, como el que esas cifras de 1,2 billones de déficit mencionados por el Gobierno, que se pretenden mantener hasta finales de 1983, supongan. un aumento de 400.000 millones a lo largo del año.

El boletín de enero del Banco de España, en una nota a pie de página, revelaba una variación de criterios, respecto a la experiencia pasada, en el cierre de ejercicio, por, parte del Gobierno en la estimación del déficit de 1982. Variaciones que se expresan en "una modificación del sistema de regulación contable, aplicado a impuestos que fueron retenidos por la Seguridad Social y que no fueron ingresados por el Estado en 1980 y 198 1, que ahora añoran en dichos años, con el consiguiente aumento del déficit contable en 1982; en el ingreso de los impuestos especiales a realizar por Campsa en los primeros días de enero, cuando era habitual su ingreso en el mes de diciembre; y, en fin, en un aumento de pagos por inversiones militares y por Seguridad Social en los últimos días del año por encima de lo previsto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de febrero de 1983

Más información

  • El Grupo Popular quiere sacar a la luz las posibles divergencias