Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Sin disciplina, los ejércitos dejan de serlo", afirma el general Arozarena Girón

El capitán general de la I Región Militar, teniente general Ricardo Arozarena Girón, que el próximo día 27 pasará a la situación de destino de arma o cuerpo, se despidió ayer de las unidades bajo su mando en el curso de un solemne acto registrado en el cuartel Marqués de Leganés, del Regimiento de Infantería Motorizada Saboya número 6, perteneciente a la División Acorazada. En su discurso de despedida, el general afirmó, entre otras cosas, que sin disciplina, los ejércitos dejan de serlo". En el mismo acto, el general Arozarena impuso la medalla al Mérito Militar al cabo primero Juan Carlos Villalba, quien resultó herido cuando conducía el automóvil en el que fue asesinado el pasado 4 de noviembre el general Lago Román, jefe de la División Acorazada.

El acto, al que asistieron los gobernadores militares y los jefes de las unidades pertenecientes a la I Región Militar, se inició poco antes de las 12.30 horas, con la llegada al patio de armas del citado cuartel del general Ricardo Arozarena Girón, a quien le rindieron honores las compañías de los dos batallones motorizados que integran el Regimiento Saboya, al mando del coronel García Escámez.Tras pasar revista a las tropas acompañado del gobernador militar de Madrid, general Portillo Togores, el teniente general Arozarena impuso la Medalla Militar, con distintivo blanco, al cabo primero Juan Carlos Villalba, ascendido hace dos semanas.

El capitán general y el cabo primero condecorado depositaron una corona de flores en un altar situado en el patio de armas, en honor "de aquellos que dieron por España su vida y sus ilusiones", según dijo en voz alta el coronel García Escámez. Posteriormente, los asistentes al acto cantaron el himno de Infantería y, por último, el general Arozarena, acompañado en el correspondiente podio por el jefe de la División Acorazada, general Pedrosa Sobral, presenció el desfile de las tropas que le habían rendido honores.

Lealtad y disciplina

Ya en el salón de actos del cuartel, el general jefe del Estado Mayor de la I Región leyó la hoja de servicios del general Arozarena, mientras el gobernador militar de Madrid pronunció unas breves palabras y dijo que el capitán general de la I Región Militar había dedicado, toda su vida a servir a España y que el mando sabrá emplearlo ahora en misiones incluso más importantes que las desempeñadas hasta ahora. Cabe señalar que en círculos militares se comenta que Arozarena Girón podría figurar próximamente como asesor del ministro de Defensa, al que le une una fuerte amistad.Seguidamente tomó la palabra el capitán general de Madrid, quien dijo que había querido despedirse en el Regimiento Saboya porque fue en él donde, hace 42 años, tuvo su primer destino como capitán, y añadió: "Quiero exhortaros a mantener la unidad entre vosotros, la lealtad de unos a otros y de todos a nuestro jefe supremo, su majestad el Rey, pensando que el Ejército está, dentro del ordenamiento legalmente establecido, al servicio de España y de aquellos valores y fines nacionales que, por ser permanentes, deben ser comunes a todos los españoles".

Más adelante, el general Arozarena dijo: "No olvidéis nunca que mandar es servir a toda la comunidad, y que el mando es tan importante como hacerse obedecer, y respetar es hacerse querer, pues sin ello la disciplina, sin la cual los ejércitos dejan de serio, sólo tendrá un aspecto puramente formal". Finalmente, tuvo un recuerdo para todos sus compañeros "que cayeron en acto de servicio, con una especial mención al general Lago". Concluyó su intervención con vivas al Ejército, al Rey y a España, coreados por los presentes.

Por otro lado, el capitán general de la III Región Militar (Valencia), teniente general Rafael Allendesalazar, ha hecho unas declaraciones a la agencia Efe en las que; entre otras cosas, ha dicho: "El cambio libremente aprobado por el pueblo español ha sido bien recibido por el conjunto de las Fuerzas Armadas, que, obviamente, comprenden las difícultades del momento económico-político, pero confían en la capacidad de los españoles para sobreponerse a los momentos difíciles".

El Rey recibió al ministro de Defensa

El rey don Juan Carlos recibió ayer tarde, en el palacio de la Zarzuela, al ministro de Defensa, Narcís Serra, dentro de los contactos habituales que el Rey mantienen con los miembros del Gobierno, para ser informado directamente sobre las actividades de los distintos departamentos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de enero de 1983

Más información

  • Ayer se despidió el capitán general de Madrid