Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRIBUNALES

El fiscal pide 145 años de prisión para dos miembros del Batallón Vasco-Español

El fiscal de la Audiencia Nacional, en su escrito de conclusiones provisionales, solicita penas de 145 años de prisión para Ladislao Zabala e Ignacio Maria Iturbide, miembros de Batallón Vasco-Español, organización terrorista de extrema derecha, como presuntos autores de cinco asesinatos consumados y uno frustrado. Según el escrito del fiscal, al que ha tenido acceso Europa Press, los dos procesados cometieron los siguientes hechos:El 6 de mayo de 1979, Iturbide y Zabala salieron de su domicilio con la intención de secuestrar a alguna persona de ideología distinta a la suya y posteriormente proceder a su ejecución. En la carretera, entre las localidades guipuzcoanas de Urnieta y Andoaín, localizaron a José Ramón Ansa Echevarría, de 17 años, al que intimidaron con una metralleta y obligaron a subir a un coche. En un descampado de la subida de Sosoca procedieron a interrogarle sobre personas relacionadas con ETA. Zabala le golpeó en el transcurso del interrogatorio y, en vistade las respuestas negativas, Iturbide le disparó con la metralleta. El proyectil entró por la región occipital izquierda y salió por el temporal derecho, lo que determinó la muerte instantánea.

El 19 de abril de 1980 Iturbide y Zabala se dirigieron al cruce de la carretera de Urnieta a Andoaín. Sobre las dos de la madrugada vieron salir a tres personas de un bar que, en un vehículo, se dirigieron a Hernani. Uno de ellos, Felipe Sagarma, bajó del coche para dirigirse a pie a su domicilio, momento que aprovechó Iturbide para acercarse y dispararle cuatro proyectiles, desde una distancia de unos cuarenta centímetros. Sagarma falleció en el acto.

El 7 de septiembre de 1980 Zabala e Iturbide circulaban en un coche, conducido por el primero, por una calle de Hernani (Guipúzcoa). En ese momento, las dos de la madrugada, circulaban por la calle Miguel Albelaiz y Luis Miguel Elizondo. Iturbide descendió del coche y, a corta distancia, efectuó varios disparos sobre los anteriores causándoles la muerte instantánea.

A las cuatro de la madrugada del 14 de noviembre de 1980, Iturbide y Zabala se dirigieron a Hernani en un coche conducido por Zabala. Al llegar vieron a Joaquín Antimasveras y a Andrés Echevarría. Iturbide bajó del coche y, de formaa rápida e inesperada, realizó varios disparos que ocasionaron la muerte instantánea de Antimasveras y heridas graves a Echevarría.

El fiscal solicita una indemnización de 10 millones para los herederos de José Ramón Ansa y de ocho millones a los de las demás víctimas mortales, así como 800.000 pesetas para Echevarría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de enero de 1983