Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Un sueldo goloso

Estoy en situación de suscribir un hecho evidente: que por fin me ha llegado la hora de acceder a una oportunidad largamente esperada, gracias a que la ley de incompatibilidades ha obligado a Luis del Olmo a elegir entre dos de sus empleos en la radio. Esperaba largo tiempo esa oportunidad, porque mi voz en las antenas sonaría tan bien como la suya. Con ello se paliaría ese, al parecer, lamentable hueco en la radiodifusión española que tanto parece apenar al admirado Luis.Pido una oportunidad. Detrás de esa oportunidad, pido un tiempo. Un tiempo que seguramente habrá tenido Luis del Olmo. Sería, además, una solución para un reciente parado licenciado en Ciencias de la Información, ex responsable de una publicación y ex técnico editorial. Pido una oportunidad. /

MÁS INFORMACIÓN

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de enero de 1983