Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Nuevo secuestro en el País Vasco

Garaikoetxea: "Nuestro pueblo está harto de gansterismo"

Contundentemente la primera autoridad de Euskadi, el lendakari Carlos Garikoetxea, advertía en estos términos a los secuestradores de Miguel Ignacio Echeverría: "Tengan en cuenta los autores de este secuestro que sus actos pueden desencadenar una reacción sin precedentes en nuestro pueblo, que está harto de lo que considera gansterismo con disfraz político. Si tomaran en consideración la opinión del pueblo y valoraran en algo los intereses de Euskadi, no persistirían en una actitud que destroza el país y cierra las puertas a su reinserción en la sociedad vasca"El secuestro de Miguel Ignacio Echeverría, provocó indignación general en los medios políticos vascos. Mientras el consejero del Interior del Gobierno vasco, Luis María Retolaza, calificaba el secuestro de "nefasto y catastrófico", el secretario del Partido Socialista de Euskadi, Txiki Benegas pedía a los ciudadanos vascos que "denuncien cualquier síntoma sospechoso que pueda contribuir a la liberación del secuestrado, por elbien de la deinocracia y de Euskadi". Cuando todavía estaba en la mente de todos el secuestro perpetrado contra el industrial Saturnino Orbegozo.. la retención de Miguel Ignacio Echeverría dejó boquiabiertos a la mayoría de los representantes del espectro político vasco.

Después de que el consejero del Interior del Gobierno vasco, Luis María Retolaza, mostrara su "indignación y condena" ante el secuestro perpetrado contra Miguel Ignacio Echeverría, el secretario general del Partido Socialista de Euskadi hacía un llamamiento popular para que todos los ciudadanos vascos colaborasen con la policía para proporcionar cualquier dato que facilitase la localización de los presuntos autores del secuestro.

"Nos encontramos ante un nuevo acto de barbarie", declaró Txiki Benegas, "de los enemigos de la libertad y del pueblo vasco, que, actuando como delincuentes de la peor especie, han atentado contra uno de los derechos humanos fundamentales como es el de la libertad".

Después de dar a conocer públicamente a la familia afectada su solidaridad el dirigente de los socialistas vascos señaló que esta nueva acción "demuestra una vez más que, a pesar de los éxitos y progresos de la lucha contra el terrorismo, ésta puede ser larga. Pero tenemos que comprenderlo con la certeza de que más tarde o más temprano la voluntad libre del pueblo vasco vencerá frente a estas bandas de asesinos". Txiki Benegas insistía en que la mejor manera de conseguir la libertad de Miguel Ignacio Echeverría, e impedir su asesinato, es la de "colaborar con las fuerzas de seguridad del Estado".

Por su parte, el Partido Comunista de Euskadi, emplazaba a todas las organizaciones cívicas de la comunidad autónoma vasca para que "reaccionen promoviendo unitariamente acciones de exigencia ciudadana para conseguir la liberación del secuestrado. Asimismo los comunistas vascos hacían especial hincapié en que la exigencia del rescate formulada por los secuestradores "atenta contra la propia estabilidad laboral". Manuel Fraga, presidente de Alianza Popular, declaró: "La nueva oleada de atentados y se cuestros confirma, una vez más que el problema del separatismo y las acciones armadas de ETA -en cualquiera de sus ramas- nada tiene que ver con la orientación del Gobierno o con el grado de autonomía, sino que es una lucha pura y simple contra la nación española y su unidad. Sólo como tal debe ser tratada, sin eludir ninguno de los instrumentos constitucionales a disposición, y sólo como tal puede negociarse con el Gobierno francés o con cualquier otro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de enero de 1983

Más información

  • Benegas pide colaboración con la policía