Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clausuradas las celdas de castigo del centro penitenciario para menores de Córdoba

Enrique Miret Magdalena, presidente del Consejo Superior de Protección de Menores, ha ordenado la clausura de las celdas de castigo, llamadas eufemísticamente de observación, del centro dependiente de esta organización en Córdoba. En las citadas celdas, al menos tres menores habían sufrido medidas de internamiento durante varios días, según denuncia del diario local La Voz, rápida y enérgicamente corregidas por el nuevo titular del Consejo.Miret Magdalena se desplazó a Córdoba a raíz de hacerse público el hecho de que un menor permanecía seis días interno en una celda de poco más de dos metros por dos metros y otros dos niños, en iguales condiciones, por espacio de dos y tres días, sin que en el interior de las mismas hubiera dotación de instalación de saneamiento, por lo que se habrían visto obligados a hacer sus necesidades en el suelo. El centro es de nueva construcción.

Ordenada una inspección por Miret Magdalena, éste, una vez conocido el resultado de la misma, y confirmados los hechos, se reunió con los medios informativos locales para hacerles saber su decisión de clausurar esta parte del edificio y hacer pública la filosofía impartida de que "estos centros no pueden ser carcelarios ni represivos, sino educadores y reeducadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de diciembre de 1982