PRENSA

La representación laboral de MCSE exige la dimisión de Luis María Ansón

El comité central que representa a los trabajadores del organismo autónomo Medios de Comunicación Social del Estado (MCSE) considera "hipócrita, interesada y demagógica" la nota divulgada el martes por el consejo directivo de la Federación de Asociaciones de la Prensa de España (FAPE) en tomo al cese de varios directores de periódicos del Estado "por cuanto varios de los miembros del consejo directivo de la FAPE son personas directamente afectadas, ya que, como directores cesantes, tenían previsto ingresar indemnizaciones que en algunos casos alcanzaban la sustanciosa cifra de 28 millones de pesetas", según un comunicado difundido ayer.La representación laboral de MCSE, de la que forman parte representantes de las redacciones de la cadena de Prensa del Estado, solicita unánimemente la inmediata dimisión del presidente de la FAPE, Luis María Ansón, así como de su consejo directivo, "por considerar que se están utilizando dichas siglas al servicio de intereses personales como intolerable instrumento de presión antidemocrático".

El comunicado recuerda que la FAPE nunca se ha manifestado públicamente en defensa de los intereses de otros periodistas de la cadena de Prensa del Estado cuando fueron arbitrariamente separados de su actividad profesional por defender la libertad de expresión. "Nunca, ni cuando la cadena era órgano de propaganda del Movimiento, ni cuando servía exclusivamente los intereses de UCD", aseguran los trabajadores de MCSE, "la FAPE expresó su temor o preocupación".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS