Un armisticio polémico

La Convención de Armisticio, que fue objeto ayer de una viva .polémica en la sesión de apertura .de las negociaciones de Jalde entre Israel y Líbano, fue suscrita en Ras Naqura el 23 de marzo de 1949 bajo los auspicios de la Organización de las Naciones Un¡das, en presencia de delegaciones israelíes y libanesas.Según la Convención, que fija 'la línea de armisticio" sobre las fronteras internacionalmente reconocidas, las fuerzas armadas de las dos partes deben retirarse hasta la línea de armisticio. La Convención precisa que únicamente fuerzas defensivas pueden estacionarse a ambos lados de la frontera.

Una disposición adicional fijaba en 1.500 el número de soldados los efectivos de las fuerzas defensivas y limitaba sus equipamientos a cuatro cañones de campaña, seis carros ligeros y doce autoametralladoras blindadas. Además, cada parte se comprometía a no iniciar ningún acto de beligerancia o de agresión contra la otra parte.

Más información
Planteamientos radicalmente enfrentados entre israelíes y libaneses en el primer día de negociaciones

Para la supervisión de la tregua, la Comisión mixta de Armisticio, que agrupaba a representantes israelíes, libaneses y un delegado de la ONU, estaba capacitada para llamar a observadores militares.

La Convención revestía un "carácter definitivo y deberá permanecer en vigor hasta la realización de un arreglo pacífico entre las dos partes". En consecuencia, la Convención podría ser revisada o enmendada a petición de una de las partes, pero de común acuerdo.

Facilidades pan la OLP

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Por otra parte, los acuerdos líbano-palestinos de El Cairo que, según Israel, invalidaron la Convención de Armisticio líbano-israelí de 1949, preveían facilidades militares y de movimientos para la Organización para la Liberación de Palestina en el Sur de Líbano.

Estos acuerdos fueron rubricados en la capital egipcia antes de la guerra de 1967, bajo el padrinazgo del Gobierno de El Caíro, en presencia de una delegación militar libanesa y otra de la OLP.

Al término de estos acuerdos, las fuerzas armadas palestinas fueron autorizadas a dotarse de bases militares en el Sur del Líbano y de equipo pesado. Estas fuerzas estacionadas al Sur de Líbano obtuvieron igualmente facilidades de comunicaciones con el interior del país.

Las autoridades civiles y militares de Beirut "permanecen enteramente soberanas" sobre todo el territorio libanés "cualesquiera que sean las circunstancias", según estipulaban los acuerdos.

Algunas claúsulas adicionales fueron agregadas al texto inicial en 1973. Estos nuevos apartados suspendían todo tipo de acción militar de la OLP desde Líbano y limitaban su presencia armada por el país.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS