Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

130 muertos en el incendio de una central eléctrica en las proximidades de Caracas

Privada de electricidad, sin semáforos ni teléfono, Caracas, la capltal venezolana, se percató anoche de la envergadura del incendio que en la noche del domingo y en la mañana de ayer causó la muerte de 130 personas (entre ellas, 54 bomberos y ocho periodistas) en la central eléctrica de Tacoa, a veinticinco kilómetros de la capital. Mas de 1.000 personas resultaron heridas.En la mañana de ayer, el Ejército prosiguió los trabajos de extinción del incendio y de evacuación de unas 40.000 personas que vivían en una zona de unos veinte kilómetros cuadrados aledaños de la central eléctrica siniestrada, para evitar nuevas muertes por quemaduras o por asfixia, como la mayor parte de las que se produjeron.

El siniestro comenzó el domingo, cuando hizo explosión un tanque de fuel de 45.000 toneladas de capacidad en el curso de una operación de llenado del depósito. La primera explosión causó la muerte de do s obreros. Poco después, cuando decenas de bomberos, periodistas y curiosos contemplaban las tareas de extinción, ardió otro depósito de unas 15.000 toneladas, que quemó completamente todo lo que se hallaba sobre una circunferencia de quinientos metros de diámetro a su alrededor.

Decenas de bomberos, policías y periodistas desaparecieron consumidos por las llamas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 1982