Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una anciana de 80 años presta la voz a 'E. T.' en las versiones inglesa y española

El doblaje al castellano de las películas se hace con seguridad y técnica, casi con rutina. E. T. El extraterrestre requiere un tratamiento especial tanto por su propio presupuesto como por el prestigio del director -Steven Spielberg- como por las expectativas de éxito. Y quien mejor puede explicarnos las particularidades de este doblaje es Claudia Gvirtzman, una joven argentina, de origen ruso, que trabaja en Los Angeles para George Lucas, Spielberg, Ford Coppola. Una anciana de 80 años presta la voz en la película.

También en España la película E. T. El extraterrestre, de Spielberg, recibe el éxito de la crítica y del público. El pasado día 6 se estrenaba en catorce salas y durante la primera semana de exhibición registró una taquilla de 68 millones de pesetas. El estreno sucesivo en las distintas ciuda des españolas se prolonga hasta mañana, con un total de 42 salas."La norma es que un largometraje se doble en cinco convocatorias. Para E. T. hemos necesitado dieciocho para darnos por satisfechos". Claudia Gvirtzman es la encargada de supervisar las versiones castellanas de E. T. y Dark Cristal. "Sí, de las dos versiones castellanas, de la que se hace para el mercado español, y de la que se hace en México o en Colombia y es válida para toda Latinoamérica. En Estados Unidos las películas inglesas o australianas se estrenan en sus versiones originales, no hay ningún inconveniente en aceptar otro acento y algunas particularidades léxicas, pero eso parece imposible conseguirlo entre los hispanohablantes, que no toleran los acentos de los demás".

Sus explicaciones respecto al tema, sobre la dificultad de hallar una entonación estándar para todos los países americanos en que se habla español, deberían ser materia de reflexión para todos esos que tanto se preocupan por inventar idiomas e imperialismos. Mientras en el mercado anglosajón no hay problemas de unidad, a pesar de las grandes diferencias, el del. castellano o el del catalán aparecen repletos de enfrentamientos internos que les debilitan".

"Mi debú como especialista en cuestiones de doblaje fue con La rosa, la película de Mark Rydell. Después intervine en El imperio contrataca, En busca del arca perdida y otros filmes. En E. T. , de entrada, el principal problema estuvo en encontrar una voz para el extraterrestre. Spielberg no quería que fuera una voz trucada a base de laboratorio. Tenía que ser muy especial, de otro mundo y real a la vez. La encontró el técnico de sonido de Spielberg en un supermercado, comprando. Es una viejecita de más de ochenta años, Pat Welsh. Había sido profesora de vocalización y ahora trabajaba como fotógrafa, especialista en reportajes de animales, hechos en Africa. Es una mujer encantadora, simpatiquísima, que tiene esa voz tan extraordinaria gracias, entre otras cosas, a que lleva más de cincuenta años fumando sin parar".

Pat Welsh ha puesto su voz tanto en la versión inglesa como en las castellanas. Franceses, italianos, alemanes o japoneses no la oirán y deberán conformarse con el posible virtuosismo de quien la doble. "La verdad es que aquí, en Barcelona, se trabaja muy bien. La gente es muy cuidadosa y eficiente. Cuando puede trabajar con tiempo, como ha sucedido con E. T., los resultados son espléndidos. El director de doblaje, José Luis Sansalvador, es un gran profesional, y Garriga y Sangenís son unos técnicos de sonido con los que me he entendido muy bien".

Claudia Gvirtzman explica alguno de sus secretos de trabajo: "Toda la escena de la operación la han doblado médicos con la mascarilla puesta, para conseguir el máximo realismo en las entonaciones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de diciembre de 1982