Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Opera en la pequeña pantalla

Montserrat Caballé, atractivo principal de la 'Norma' de Bellini

Una reposición ocupa nuevamente el espacio que la segunda cadena de Televisión Española dedica a la ópera, y que se transmite esta noche. Se trata de la tragedia lírica Norma, compuesta por Vicenzo Bellini en 1831. El principal atractivo de esta versión reside en la presencia de la soprano catalana Montserrat Caballé, en el papel de Norma, junto con la veterana mezzosoprano italiana Fiorenza Cossoto.

Completan el reparto Pedro Lavirgen, con una criticada actuación; Antonio Marco, Ivo Vinco y Cecilia Soler, dirigidos por Antonio García Asensio al frente de la Orquesta y Coro Nacional.La versión de hoy fue grabada en vivo en el teatro de la Zarzuela de Madrid durante la temporada de ópera de 1978 y retransmitida por primera vez en julio de ese mismo año por la segunda cadena de Televisión Española.

Bellini utilizó un libreto escrito por Felice Romani, uno de los adaptadores más solicitados por la escena operística italiana de la primera mitad del siglo XIX y que trabajó asiduamente para Rossini y Donizetti.

La obra, basada en un drama de Alexandre Soumet, se desarrolla en las Galicias durante la ocupación romana. Narra la pasión de Norma, sacerdotisa de los druidas, por el procónsul Pollione, con quien ha tenido dos hijos, y los amores del romano con otra sacerdotisa, Adalgisa. Norma impide en dos ocasiones que los druidas desencadenen la guerra contra el invasor, pero enterada de la relación entre Pollione y Adalgisa, lanza a sus guerreros al combate. Capturado el procónsul por los galos, Norma acaba sacrificándose con él en la hoguera.

Texto y música

Norma es una de las obras maestras del repertorio lírico italiano del siglo XIX. Bellini concedió a la relación entre el texto dramático y la música una importancia muy superior a la que sus coetáneos le atribuyeron. Por eso buscó libretos que tuviesen una cierta calidad literaria, o al menos, una sustancia dramática auténtica.Meditó a fondo sus obras, cuidando meticulosamente todos los detalles, trabajando con rigor. En aquella época, esto constituía una auténtica novedad. Mientras sus contemporáneos llegaban a producir óperas en pocas semanas, Bellini se autoimpuso disciplinadamente no realizar más de una obra al año.

Hombre frío que supo calcular meticulosamente su carrera, interrumpida prematuramente por la muerte cuando sólo contaba 34 años de edad, Bellini se convirtió pronto en el músico mejor pagado de Italia.

Sus obras eran cotizadas el doble o el triple que, por ejemplo, las de Donizetti, porque presentaba productos acabados, sin acudir a los recursos fáciles y repetitivos a que se veían necesitados sus contemporáneos para su prolífica obra.

Este equilibrio entre el rigor clásico y la vena romántica de la época fue la clave de su éxito. Su contenida y elaborada capacidad creativa tuvo una influencia decisiva en la obra lírica italiana posterior a él, empezando por Verdi. Incluso el compositor alemán Richard Wagner, que no apreciaba precisamente la obra de sus colegas italianos, tuvo una no confesada admiración por la Norma de Bellini, que llegó a dirigir en 1837.

Tuvo que reconocer que la muerte de Isolda de su Tristán le fue sugerida por una de las escenas de la ópera belliniana.

Norma se emite esta noche a las 20.30 horas por la segunda cadena de Televisión Española.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de noviembre de 1982