Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU amenaza con cortar su ayuda militar al régimen salvadoreño

La Administración norteamericana, preocupada por el impacto de los recientes acontecimientos registrados en El Salvador, advirtió ayer a las autoridades salvadoreñas que cesará su ayuda militar a este país centroamericano si la situación de los derechos humanos no mejora.Fred lkle, subsecretario norteamericano de Defensa, viajó a El Salvador para transmitir la advertencia de la Casa Blanca al ministro de Defensa de El Salvador, José Guillermo García, y a otros funcionarios y militares del Gobierno de Alvaro Magaña.

Las nuevas presiones de Washington sobre el Gobierno de El Salvador obedecen a varias razones, entre las que destacan la desaparición, la pasada semana, de quince dirigentes de la oposición de izquierda y del mundo sindical de este país centroamericano.

Ocho de estas personas han sido acusadas de realizar actividades terroristas, pero de las otras siete se continúa sin saber su paradero.

Otra de las razones de las presiones norteamericanas es el dictamen de dos jueces salvadoreños, según los cuales no existen indicios suficientes para encausar a dos militares salvadoreños en un proceso por el asesinato de dos asesores sindicales agrícolas norteamericanos en El Salvador hace más de un año.

Estas dos causas han motivado la actitud de la Administración norteamericana. Ronald Reagan deberá volver a certificar ante el Congreso que el Gobierno salvadoreño ha cumplido las distintas condiciones impuestas por los legisladores de Washington para que prosiga la ayuda militar estadounidense a San Salvador.

Con los precedentes citados, parece muy difícil que Ronald Reagan pueda revalidar ante el Congreso norteamericano la satisfacción, por parte de las autoridades salvadoreñas, de las condiciones norteamericanas. Asimismo, Reagan tendría que constatar ante los legisladores norteamericanos que el Gobierno de San Salvador, el Ejército y las fuerzas de seguridad han progresado en el camino hacia la búsqueda de una salida pacífica al conflicto con la guerrilla.

Según subrayan los observadores, el Congreso norteamericano se opondrá a revalidar su apoyo a la ayuda militar estadounidense a El Salvador.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de octubre de 1982