Picasso encontró en el 'ballet' la música espacial, según Federico Sopeña

El director del Museo del Prado presenta su libro 'Picasso y la música'

"Picasso ha sido uno de los pocos grandes pintores a los que no les ha gustado la música clásica y, sin embargo, colaboró estrechamente con Falla en el montaje de El sombrero de tres picos, porque lo que buscaba el autor del Guernica era una música espacial que la encontró en el ballet". Esta es una de las ideas centrales que defiende el director del Museo del Prado, Federico Sopeña, en su libro Picasso y la música, que presenta hoy a las 19 horas en el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid.

"Las relaciones de Picasso con la música es un tema que no ha sido tratado hasta ahora en ningún libro, aunque sí en artículos", explica Federico Sopeña refiriéndose a los motivos que le han animado a realizar esta investigación. "Cuando murió Picasso publiqué un artículo en la Revista de Occidente. Posteriormente el Ministerio de Cultura me encargó, antes de ocupar el cargo de director del Museo del Prado, escribir un libro sobre este tema para unirlo a los actos de homenaje a Picasso con motivo del centenario de su nacimiento. Tuve el honor de entregar el libro a las autoridades del ministerio precisamente el mismo día, el 10 de septiembre de 1981, en que llegaba el Guernica".El libro, editado por la Secretaría General Técnica del Ministerio de Cultura, aborda en sus nueve capítulos los temas Picasso, visual absoluto: el radical celtiberismo; Picasso y el verismo; El mundo musical del circo; El Picasso cubista y la música; Picasso y el ballet; Mito, ternura y surrealismo; El nuevo helenismo de los faunos; Un rato con Degas, y Final junto a un piano. Para elaborar algunos capítulos, especialmente el que trata de las relaciones de Picasso con el ballet, el autor ha utilizado textos inéditos del epistolario de Falla.

"Picasso", dice Federico Sopeña, "que no tuvo respeto por nadie, sin embargo respetó mucho a Falla, con quien colaboró en 1917 en la obra Elsombrero de tres picos. Picasso se encargó de los decorados y los trajes. Yo creo que el mundo del ballet le fascinó a Pablo Picasso, porque lo que siempre buscaba el artista era una música espacial. Esto le llevó a colaborar con Falla y con Stravinski. Este periodo coincide con la llamada etapa. neoclásica o italiana del pintor".

Lejos de la música

El director del Museo del Prado dedica un capítulo a explicar por qué no le gustaba la música a Pablo Picasso. "Esto le diferenciaba de otros pintores de su ge,neración como Paul Klee o Kandisnky, quienes o bien eran también músicos o estaban estrechamente ligados a la música.Picasso no se sintió cerca de la música ni siquiera en la etapa de la Barcelona wagneriana en la que él se vio envuelto".

Federico Sopeña se detiene también a considerar por qué la guitarra es el instrumento preferido de ese "radical celtiberista" que es Picasso y estudia las relaciones de Picasso con la música en la época cubista del pintor. "Los grandes estudios de Picasso se han fijado en las guitarras y violines del Picasso cubista, pero han dejado conclusiones en el aire, sin aventurarse desde las perspectivas que considero tan válidas como necesarias. No hay vasos comunicantes funcionales entre los historiadores del arte y los historiadores de la música".

A lo largo del libro el director del Museo del Prado analiza también el significado de otros instrumentos, acciones y situaciones musicales que llamaron la atención de Picasso y que luego dejó plasmados en algunos de sus cuadros, tales como el mundo de las bailarinas, el mundo musical del circo, los cuadros flamencos, la flauta y el piano.

En la presentación del libro, que contiene además un apéndice con una bibliograria sobre el pintor y un gran número de grabados y reproducciones en color de sus obras, el director del Museo del Prado, Federico Sopeña, pronunciará una conferencia sobre el mismo tema Picasso y la música, que da título a su libro.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS