Matanza de palestinos en el Libano

Matanza de civiles palestinos en los campos de refugiados de Beirut

La población de los campamentos de refugiados palestinos en la capital libanesa, desprotegida desde la salida de los combatientes de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), ha sido víctima de la primera gran matanza de centenares de civiles, en su mayoría mujeres y niños.

La matanza de centenares de palestinos indefensos ha sido perpetrada, según los indicios de que se dispone por el momento, en la noche del viernes al sábado, por milicianos del comandante libanés cristiano Saud Haddad, aliado de Israel, y con la complicidad pasiva del Ejército israelí, cuyos carros de combate y vehículos de transporte blindado estaban estacionados a tan sólo quinientos metros del lugar de los hechos.Varios periodistas que efectuaban a primera hora de ayer una gira para visitar las zonas de Beirut que resistieron estas últimas 48 horas a la invasión israelí y los campamentos palestinos bombardeados el viernes, situados en la periferia sur de la ciudad, descubrieron horrorizados en la entrada sur del campamento de Chatila los cadáveres de 63 personas, en su mayoría mujeres y niños, algunos recién nacidos, asesinados durante la noche.

Las caras de los cadáveres, ya en plena descomposición a causa del húmedo calor beirutí, presentaban aún la expresión de horror de los momentos que precedieron a su muerte.

Algunos niños estaban abrazados entre sí, un recién nacido daba la impresión de haber sido degollado y varias mujeres carecían de faldas y daba la impresión de que habían sido probablemente violadas antes de ser asesinadas.

Unos veinte hombres jóvenes habían sido concentrados en dos lugares apartados, donde fueron fusilados. Cerca de aquel mismo lugar yacen también muertos varios animales (caballos, gallinas y corderos), propiedad de las víctimas.

A los 63 muertos en la salida meridional de Chatila, que una excavadora israelí se apresuró a sepultar en una fosa común, hay que añadir los cadáveres encontrados en las callejuelas de uno de los otros dos grandes campamentos de refugiados de la capital libanesa, Sabra, y los de tres médicos palestinos y una enfermera de diecinueve años asesinados en el hospital Saint Jean d'Acre.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En total, un mínimo de cien palestinos -algunos avanzan una cifra diez veces superior- han sido asesinados en la pasada noche por la milicia de Saad Haddad. Sólo uno de los muchos cadáveres visto por este corresponsal llevaba un arma, un fusil soviético de asalto Kalashnikov.

Pasa a la página 5

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción