Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno no presentará, los Presupuestos para 1983

El Gobierno no presentará a las Cortes el proyecto de Presupuestos del Estado para 1983, pese al expreso mandato constitucional, aunque asegura que el mismo se encuentra en avanzado grado de elaboración. La convocatoria de elecciones legislativas; provoca la prórroga de los actuales Presupuestos del Estado, lo que conlleva la congelación de las diferentes partidas, hasta la aprobación -que previsiblemente no tendrá lugar antes de marzo- de los Presupuestos del Estado para 1983.Una nota del Gabinete de Prensa del Ministerio de Hacienda arguye que "si bien el articulo 134.3 de la Constitución establece que 'el Gobierno deberá presentar ante el Congreso de los Diputados los Presupuestos Generales del Estado al menos tres meses antes de la expiración de los del año anterior', en las circunstancias actuales faltan las condiciones necesarias para dar cumplimiento a dicho precepto constitucional, que inexcusablemente requiere que el Congreso de los Diputados esté legalmente constituido y pueda disponer del plazo suficiente para examinar, enmendar y aprobar la Ley de Presupuestos".

Pese a estas afirmaciones de Hacienda, expertos del PSOE estudian desde hace días la interpretación jurídica correcta del mandato constitucional sobre la presentación de los Presupuestos. La existencia de una Diputación Permanente, una vez disueltas las Cámaras, que vela por las prerrogativas de las instituciones legislativas, puede mantener en vigor el mandato constitucional de presentación de los Presupuestos.

El diputado socialista Enrique Barón teme, en concreto, que el actual Gobierno, que sigue siendo tal hasta que entregue los poderes al que se constituya tras las elecciones, haga dejación de sus obligaciones. "Y no sólo es la presentación de los Presupuestos del próximo año, sino también los informes sobre el grado de cumplimiento de los mismos a lo largo de este ejercicio".

La congelación de haberes de funcionarios y la inexistencia de fondos para nuevas partidas, consecuencia de la prórroga de los Presupuestos, obligará al nuevo Gobierno a recurrir a decretos leyes y créditos extraordinarios hasta la aprobación de unos nuevos Presupuestos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de septiembre de 1982

Más información

  • El 1 de octubre finaliza el plazo constitucional