Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nacionalizada en México la banca privada

El presidente de México anunció ayer ante el Congreso la nacionalización de la banca privada y el control generalizado de cambios. "Ya nos saquearon", dijo el presidente mexicano. "México no se ha acabado. No nos volverán a saquear".Con respecto a la nacionalización de la banca, el presidente López Portillo aclaró que tal medida irá acompañada de "una justa" compensación a los actuales accionistas, y fue categórico al afirmar que el dinero de los ciudadanos no se vería afectado.

Asimismo advirtió que la banca extranjera y sus representantes en México tampoco se verían afectados por el decreto de nacionalización.

"La banca privada mexicana ha pospuesto el interés nacional", dijo López Portillo, "y ha fomentado, propiciado y aun mecanizado la especulación y fuga de capitales". También anunció que todas las oficinas bancarias del país permanecerán cerradas hoy, jueves, y mañana, viernes, para ser reabiertas el próximo lunes.

Pasa a la página 33

El presidente López Portillo culpa a la banca privada de la crisis mexicana

Viene de la primera página

"Tenemos muy pocos dólares", dijo López Portillo para justificar el control generalizado de cambio, pero también informó que este control iba a sufrir modificaciones y adaptaciones.

"El control de cambios es uno de los grandes remedios al gran mal", dijo López Portillo. "Es deseable que sea transitorio. Depende de que el mundo organice su economía de modo más justo para países como el nuestro".

Dijo también, para justificar ambos decretos, que el Gobierno mexicano nunca había expropiado por expropiar, sólo lo había hecho por "utilidad pública".

"Lo que ahora resolvemos, libra del libertinaje del cambio a la libre iniciativa y al libre impulso productivo de los mexicanos, que la camisa de fuerza que un sistema parasitario le ha colgado", dijo el presidente.

Pero advirtió que el país cumpliría "estrictamente" los compromisos nacionales e internacionales y dijo que con las medidas adoptadas se podría combatir más fácilmente la especulación y la inflación.

"No es hora de denuncias apocalípticas", dijo López Portillo, "pero sí de llamar a mi pueblo a mantenerse serenamente alerta contra toda forma de agresión y de injerencia extranjera".

Hasta ahora, y debido a las limitaciones legales existentes, ningún banco extranjero podía tener abierta una sucursal; la presencia del Citibank -que no será nacionalizado con estas medidas- se debía a estar establecido desde hace ya muchos años. La banca española tiene abiertas dieciocho oficinas de representación, que tampoco se verán sometidas a ningún tipo de nacionalización, ya que su función es simplemente facilitar el establecimiento de contactos entre clientes y no realizar operaciones financieras.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de septiembre de 1982

Más información