Grecia y Turquía, dispuestas a iniciar el diálogo

Agencias

Grecia y Turquía anunciaron el jueves su intención de iniciar un diálogo para resolver pacíficamente sus diferencias y acabar con la provocaciones mutuas que envenenan, desde la crisis de Chipre, la atmósfera en el flanco sureste de la OTAN.Esta nueva etapa de las relaciones greco-turcas fue anunciada simultáneamente en Ankara y en Atenas. El primer ministro griego Andreas Papandreu, informó al país de este plazo acordado por los dos Gobiernos, pero advirtió que no debe caerse en interpretaciones excesivamente optimistas El acuerdo pretende tan sólo "crear un clima favorable para el diálogo entre los dos países", pero ningún problema de fondo está resuelto, aclaró Papandreu.

La tregua verbal entre Grecia y Turquía durará "algunos meses" y, según explicó el primer ministro socialista griego, consistirá básicamente en que ambas partes renunciarán a declaraciones y actos provocativos o violaciones de los espacios aéreos y marítimos del otro país. El contencioso sobre el mar Egeo, en el que podrían existir importantes yacimientos petrolíferos, es uno de los principales problemas que enfrenta a los dos miembros de la OTAN situados en la estratégica región del sureste del Mediterráneo.

El acuerdo se alcanzó tras doce laboriosas reuniones entre el secretario de Estado de Asuntos Exteriores griego, loannis Kapsis, y el embajador de Turquía en Atenas, Fahir Alacam.

Precisiones, en octubre

Los ministros de Asuntos Exteriores de los dos países se entrevistarán a principios de octubre en Ottawa, durante la reunión de otoño de la Alianza Atlántica, para, según Papandreu, "definir un marco de discusiones con objeto de resolver pacíficamente las diferencias entre los dos países".

Estas disputas, centradas en el espacio aéreo, los derechos de pesca y de exploración del mar Egeo y el problema de Chipre tras la invasión turca del norte de la isla en 1974, se intensificaron desde la llegada de Papandreu al poder, hace nueve meses. Grecia extiende su espacio aéreo hasta diez millas (unos dieciséis kilómetros) de sus costas, mientras que Turquía acepta sólo seis millas (unos diez kilómetros), y ambos países reclaman los derechos de explotación del Egeo, potencialmente rico en minerales.

Grecia se niega a considerar como un asunto interno chipriota el problema de la ocupación turca del norte de la isla y ha solicitado en numerosas ocasiones la presión internacional para conseguir la retirada de las tropas turcas. Ankara, por su parte, defiende la creación de un "Estado libre asociado" formado por la población turcochipriota y vinculado a Turquía.

Hace un mes, en la última cumbre de la OTAN, Grecia y Turquía establecieron una especie de acuerdo para mejorar sus relaciones, pero inmediatamente los dos Estados difirieron en su interpretación y, pocos días después, Atenas acusó a Ankara de violar su espacio aéreo.

El texto del acuerdo anunciado el jueves señala que, "al establecer amistosas y sinceras relaciones y cooperar en cada campo, los dos países están convencidos de que será beneficioso para ambos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de julio de 1982.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50