Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta por la expulsión de un súbdito sirio

77 profesionales españoles se han dirigido al Ministerio del Interior para solicitar que sea anulada la medida de expulsión dictada en fecha reciente contra el súbdito sirio Muhainmad Asem Oubari, que se vió envuelto en una disputa familiar por su amistad con cuatro hermanas de Arechavaleta (Guipúzcoa).Entre los firmantes de la nota se encuentran Francisco Bustelo, rector de la Universidad Complutense; Pedro Martínez Montávez, catedrático y ex rector de la Universidad Autónoma de. Madrid; José Luis López Aranguren, catedrático y escritor; Fernando Savater, profesor y escritor; Alberto Iniesta, obispo auxiliar de Madrid; Pablo Castellano, abogado y diputado del PSOE, y Enrique González Duro, psiquiatra.

En el escrito, dirigido al Ministerio del Interior, se considera arbitraria la expulsión de España de Muhammad Asem Oubari, para la cual se empleó, en opinión de los firmantes, "una vía anticonstitucional, simplemente basada en la capacidad de decisión facultativa de la Administración, y sin que se alegara ningún motivo suficiente que la justificara".

Después de referirse a la indefensión del súbdito sirio y la campaña de difamaciones que se suscitó en contra suya, con el claro propósito de deteriorar su imagen pública, los firmantes del escrito aseguran que las condiciones intelectuales y morales de Oubari "están suficientemente garantizadas" y piden, en consecuencia, "que se revisen las actuaciones anteriores a fin de que, haciendo justicia, se le permita la vuelta a España y se le rehabilite en su imagen pública y su actividad profesional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de julio de 1982