Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CIENCIA

Paul Herzog habla en la clínica Ruber de su pomada de oxígeno

El departamento de investigación de la clínica Ruber, de Madrid, ha recibido al doctor Paul Herzog, en visita de contacto científico, para tratar sobre su último trabajo en torno a la oxigenoterapia, fruto del cual es la aplicación práctica de una pomada de oxígeno estabilizado que se libera al contacto con la epidermis, penetra en la piel y produce un efecto antiséptico y oxidante. La penetración cutánea del oxígeno por este procedimiento puede aportar grandes beneficios a la dermatología.Paul Herzog, rumano, de 71 años de edad, nacionalizado en Suiza, es doctor honoris causa del Instituto Karolinska, de Estocolmo, institución que concede los Premios Nobel. En 1965 desarrolló un respirator que ha tenido una importante aplicación en realizaciones quirúrgicas, como los trasplantes de corazón practicados por el doctor Barnard.

En opinión del doctor Herzog, "el futuro de los trasplantes de corazón es difícil por el factor de rechazo, a pesar de los avances que se producen".

Su visita a España se debe a un interés de la clínica Ruber por conocer sus estudios en oxigenoterapia. Coincide en el tiempo con la reciente entrada en el mercado español de cosmética de un producto basado en su descubrimiento, al parecer por importación de unos grandes almacenes. Para el departamento de investigación de la citada clínica, el hallazgo de Herzog es de una gran trascendencia y su visita se inscribe "en la tradición de esta clínica por estar en vanguardia de los avances científicos".

Herzog declaró a El PAIS que su visita es de carácter científico y no comercial. "Voy a los sitios cuando la clase médica está interesada", precisa. No obstante, respecto a la comercialización de su oxígeno para untar, señala que "necesitaba una casa comercial con fuerza, porque hay que vivir, pero la pomada tiene un soporte científico indudable". Herzog, apunta, usó en sí mismo su propia pomada hace poco tiempo, a raíz de sufrir quemaduras de tercer grado en el laboratorio. Entiende que el oxígeno estabilizado puede ser dispensado como medicamento o vendido como cosmético, indistintamente.

En España, de momento, la pomada de oxígeno no ha sido inscrita en el registro de medicamentos por hallarse cerrado, dado el alto número de productos existentes en el mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de junio de 1982