Cartas al director
i

Sobre la sentencia del 23-F

Los abajo firmantes, ciudadanos de Fuenlabrada comprometidos en distintos ámbitos sociales de la vida de este pueblo, conscientes de que es necesario de nuevo hacer pública manifestación de nuestra convicción y actitud en defensa de la democracia y de la Constitución, una vez más golpeadas, ante la sentencia dictada contra los encausados por el golpe de Estado del 23 de febrero, hacemos constar lo siguiente:1. Nuestra indignación y repulsa por el contenido de la sentencia, que salvo en las dos primeras condenas, no responde a la suma gravedad de los hechos cometidos ni al sentir de un pueblo herido en sus más profundos principios democráticos.

2. Los vergonzosos hechos cometidos por los rebeldes que secuestraron a las más altas instituciones democráticas, con las armas confiadas por el pueblo, han sido objeto de leves condenas e incluso absueltos muchos de ellos, cuando todos vimos y escuchamos por los medios de comunicación como desobedecían, agredían y vejaban a sus mandos superiores, comportamientos éstos que deshonran a las propias Fuerzas Armadas. Asimismo, se ha puesto de manifiesto cómo las tramas civiles han quedado impunes, mientras que siguen en sus campañas fascistas encaminadas a hacer pasar por "héroes" a simples delincuentes e implicar al Rey en el golpe del 23 de febrero.

3. Es indispensable que el poder militar se someta de una vez por todas al poder civil y que, en consecuencia, la sentencia sea revisada y aumentadas las condenas por el Tribunal Supremo en el recurso de casación correspondiente, en función de la gravedad de los hechos cometidos. Asimismo, exigimos que el Parlamento apruebe urgentemente una modificación de las leyes vigentes, de forma que los delitos contra la sociedad democrática y sus instituciones no sean sometidos a la jurisdicción militar, sino a los Tribunales civiles, órganos de justicia ecuánimes y sin intereses corporativos. Queremos unas Fuerzas Armadas profesionalizadas y disciplinadas, sometidas al Gobierno constitucional y al servicio de las libertades del pueblo español, as¡ como unos Tribunales civiles que apliquen las leyes de acuerdo con el sentir general de la ciudadanía.

4. Es responsabilidad del Estado garantizar que todos sus ciudadanos se sientan defendidos de los intentos de acabar con el sistema democrático que libremente nos hemos dado, alcanzando en su persecución a los medios de comunicación, grupos políticos y personas que con sus escritos y actuaciones justifican tales intentos golpistas.

Hacemos un llamamiento a todos los vecinos de Fuenlabrada para que permanezcan vigilantes en defensa de la libertad y de la Constitución, apoyando cuantos actos y convocatorias se realicen por los representantes de los grupos sociales en protesta por el contenido de la sentencia./ Cien firmas encabezadas por las del alcalde, y miembros de la Corporación municipal, cuatro párrocos y representantes de asociaciones de vecinos, mancomunidades y otras entidades sociales. Fuenlabrada. Madrid

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de junio de 1982.

Lo más visto en...

Top 50