Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La suspensión de pagos en Bruguera no supone la desaparición de la editorial

Su futuro depende de clientes y proveedores, según uno de los directivos

"La suspensión de pagos presentada el pasado lunes en un juzgado de Barcelona por editorial Bruguera y Libresa, empresa de distribución de libros y revistas, que forman parte del mismo grupo, no supone en modo alguno la supresión de la empresa", ha declarado a este diario un alto cargo de la editorial. La mencionada fuente se mostró esperanzada ante el futuro que, sin embargo, dijo, dependía en gran parte de la actitud de clientes y proveedores.

Ayer se celebraron las elecciones sindicales en los diversos centros de la empresa, sin que a última hora se hubieran hecho públicos los resultados. UGT, por su parte, emitió una nota de Prensa en la que se afirma que "la situación actual de Bruguera-Libresa no tiene por qué implicar ningún coste para los trabajadores". El comunicado redactado por la sección sindical añade que "cualquier solución futura deberá llegar tras agotar las vías de negociación con los representantes de los trabajadores".La nota finaliza afirmando que obra suficiente información en poder de UGT para asegurar que "la situación actual no tiene que llevar al cierre de la empresa".

Aunque fue imposible conseguir cifras exactas de ventas, varios libreros consultados coincidieron en confirmar que el último best-seller de Bruguera fue el libro de Gabriel, García Márquez Crónica de una muerte anunciada. Respecto al resto de colecciones, la opinión de los libreros es que su salida es muy desigual, dependiendo de los títulos. Un libro que está teniendo muy buena acogida es Los gozos y las sombras, de Gonzalo Torrente Ballester.

Este escritor, uno de los grandes narradores de la literatura española contemporánea, es uno de los atractivos de la Feria del Libro de Barcelona y acudió ayer por la mañana a la caseta que Bruguera tiene instalada en la Feria de -Madrid, en el Retiro, donde Torrente Ballester firmó ejemplares de sus obras en un gesto interpretado en la editorial como de continuidad normalizada. En ese sentido, aunque los rumores. sobre posibles compradores se sucedieron ayer en ambos recintos feriales (el catalán y el de Madrid), la editorial cortó de raíz las especulaciones reiterando anteriores declaraciones sobre una crisis que se inicia y terminará en la propia casa, sin recursos a ayudas de empresas de su competencia.

Otra de las escritoras editadas por Bruguera que firmó sus libros ayer en la caseta del Retiro fue Rosa Chacel, la gran prosista de la generación del 27. Sin embargo, a pesar del atractivo de autores como Torrente o Rosa Chacel, el público que acudió a la feria fue escaso, fundamentalmente por el tiempo desapacible de la tarde y, sobre todo, porque, como se sabe por anteriores experiencias, son los sábados y los domingos los días que más gente atraen a la feria del Retiro.

Los gozos y las sombras, el libro de Gonzalo Torrente Ballester, editado en tres volúmenes en la colección Narradores de Hoy, ha gozado, como otros muchos de Bruguera, de amplia audiencia, acentuada espectacularmente desde que se inició la emisión en Televisión Española de la serie sobre este gran texto escrito hace casi veinte años. Televisión realizó trece capítulos y hoy, a las 21.35 horas, emitirá consecutivamente los dos últimos, para evitar que el Mundial de Fútbol pueda cortar su continuidad, dejando descolgado el último seriado (Ver la página 63 de este mismo número). .

La crisis de Bruguera se plantea, por otra parte, cuando todavía no está cerrada la de otra de las grandes marcas de la narrativa en España, la venta de Seix Barral. Planeta compró el 70% de las acciones de ésta y en una de las cláusulas del contrato se establecía la opción de Edicions 62 sobre el 30% de las acciones restantes. Se sabe ahora que el Consejo de Administración de esta última editorial ha decidido establecer negociaciones con Planeta para decidir cuál sería su situación en la nueva empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 1982