Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las votaciones de los cuatro centros de Barcelona deciden la hegemonía sindical en la empresa Seat

Las elecciones sindicales en los centros de trabajo de Seat de Barcelona se celebraron a lo largo de todo el día de ayer en un clima de normalidad y con un nivel de participación en torno al 60%. Los primeros resultados conocidos del recuento, aún poco significativos, reflejaban una gran igualdad entre CC OO y UGT. Tanto los dirigentes sindicales de CC OO como los de UGT se mostraban ayer visiblemente nerviosos por el resultado de esta contienda electoral que supone, sin duda, un importante precedente en la pugna por la hegemonía sindical a nivel de Cataluña y de España. El secretario general de Comisiones Obreras, Marcelino Camacho, por su parte, señaló ayer en Valladolid que Comisiones Obreras podría impugnar estas elecciones por considerar ilegal el haberse facilitado públicamente los resultados de los comicios en oficinas y el sector comercial antes de que se celebren las votaciones en las factorías.

Alrededor del 60% de los 16.000 trabajadores de la factoría de Seat de la Zona Franca acudieron a votar a lo largo de la jornada, según datos facilitados por UGT y la propia empresa al cierre de las urnas, efectuado a las 23.00 horas. A la hora de cerrarse esta edición aún no se conocían los resultados que, al tratarse del centro de trabajo con la plantilla más numerosa de todos los que posee Seat, serán decisivos para la composición definitiva del nuevo comité.En la fábrica de El Prat, que cuenta con 1.500 empleados UGT obtuvo once delegados (47,8% de los votantes), seguida de CC OO con diez (43,4%), y de la Confederación General de Cuadros con dos (8,7%). La participacion superó levemente el 60%. En la división comercial de Barcelona -con un censo elec toral de quinientos empleados, de los que votó un 75%- se impuso CC OO con siete delegados, por seis de UGT.

Falta también por conocerse el resultado definitivo de la votación en la fábrica de Martorell (2.300 empleados), donde la participación fue asimismo del 60%.

Los primeros resultados de las elecciones celebradas anteayer en los centros que la Empresa Seat posee en Madrid, Sevilla, Bilbao y Valladolid, arrojaron una notable diferencia en favor de UGT. La central socialista resultó vencedora en los tres centros de trabajo comerciales de Madrid, donde obtuvo un total de veintidos delegados, frente a cinco pertenecientes a CC OO. En Sevilla y Valladolid, UGT consiguió la totalidad de los delegados elegidos -nueve y siete respectivamente-, mientras que en Bilbao, dos delegados pertenecen a UGT, tres a USO, dos a ELA-STV y uno a CC OO.

El balance definitivo de las elecciones sindicales en Seat está, no obstante, supeditado a los resultados de las elecciones celebradas ayer en Barcelona, que afectaron a algo más de 20.000 trabajadores de los casi 26.000 con que cuenta la empresa a nivel nacional. La factoría de la Zona Franca contará con una representación de 53 miembros de los aproximadamente 170 que componen el comité intercentros. Por otra parte, los representantes de Barcelona, en este órgano sindical suponen, en total, la mayoría absoluta del mismo. En los centros de trabajo de Seat de Landaben (Navarra) y La Coruña, las elecciones sindicales se celebrarán en octubre y en el centro de Sevilla los trabajadores eligirán a sus representantes el próximo día 13 de mayo.

Victoria dudosa

Un portavoz de UGT señaló ayer la impresión positiva que esta central sindical mantiene sobre el resultado de las elecciones cuya campaña ha sido centrada por UGT en balance de la gestión del comité de empresa. La central socialista resultó mayoritaria en Seat en tres ocasiones, significando la última de ellas, en abril de 1980, un duro golpe para CC OO, central hegemónica en Cataluña.

Se mostraron ayer también optimistas sobre la elección los dirigentes de CC OO de Seat. Un portavoz de este sindicato señaló el positivo balance de la gestión de CC OO en el comité de la empresa. CC OO cuenta, en este sentido, con la mejora de los preacuerdos sobre el plan estratégico de la empresa, después de ser rechazados éstos con el voto ampliamente mayoritario de los trabajadores. La victoria moral de CC OO en aquella ocasión puso ya en discusión la hegemonía sindical mantenida hasta entonces por UGT.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de mayo de 1982

Más información

  • En los centros comerciales de Madrid, Sevilla, Bilbao y Valladolid, UGT reafirmó su liderazgo