Sin acuerdo en las conversaciones del Gobierno y del PSOE con las minorías nacionalistas para concertar la LOAPA

Las reuniones que celebraron ayer miembros del Gobierno con representantes del ejecutivo vasco y dirigentes socialistas con portavoces de la Minoría Catalana, para intentar llegar a un acuerdo sobre la Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico (LOAPA), no consiguieron su objetivo.

"Como Gobierno de Euskadi no tenemos siquiera contemplada la posibilidad de aceptar una LOAPA que tenga la o de orgánica y la a de armonizadora", dijo el vicepresidente del Gobierno vasco y consejero de Trabajo, Mario Fernández, tras entrevistarse durante cuatro horas con el ministro y el subsecretario de Administración Territorial."Respecto a un acuerdo en el sentido de que vayamos a dar nuestra aceptación a la ley, mantengo igual criterio. Como Gobierno no tenemos siquera contemplada la posibilidad de aceptar una LOAPA y, cualesquiera que fueren las mejoras que pudieren introducirse en su articulado, esta posición permanece intacta", insistió Marlo Fernández.

El vicepresidente del Gobierno vasco informó que su entrevista con las autoridades de Administración Territorial, a la que también asistió el portavoz de la Minoría Vasca en el Congreso, Marcos Vizcaya, no había sido "una reunión negociadora en el sentido de intercambio de textos, sino por reverdecer las respectivas opiniones". "Evidentemente", añadió Mario Fernández, según informó Efe, "nosotros seguimos manteniendo una postura absolutamente contraria a la mera existencia de una ley, que creemos es ilegal. En segundo lugar, a la filosofía de la ley y, en tercer lugar, al articulado de la ley".

Marcos Vizcaya dijo que el Gobierno y el PSOE habían introducido en la ley mejoras semánticas y meramente formales y que las discrepancias seguían intactas. El diputado peneuvista señaló que veían algunos acercamientos, pero que, básicamente, los cambios se refieren a artículos "de no excesiva importancia, no satisfactorios y que no afectan al fondo ni objetivos de la LOAPA". "Nuestra posición", dijo el portavoz de la Minoría Vasca, "sigue siendo frontal, hemos venido a ver si son posibles los acercamientos".

Los secretarios generales del PSOE y de los socialistas catalanes, Felipe González y Joan Reventós, y los diputados María Izquierdo y Virgilio Zapatero se reunieron en el Congreso con Miquel Roca, Maciá Alavedra y los diputados de la Minoría Catalana Llibert Cuatrecases y José María Trías. Roca explicó que no se alcanzó acuerdo alguno, pero que decidieron volver a reunirse otro día. La Minoría Catalana, según Miquel Roca, quiere agotar todas las posibiidades de acuerdo y buscar fórmulas para hacer que sus enmiendas a la LOAPA puedan ser asumidas por los socialistas, pero "lo cierto es que no se ha avanzado en estos artículos de la ley, que son importantísimos". También señaló Miquel Roca que ahora hay que dar un paso, que es el de sentarse todos los grupos a discutir la LOAPA.

Roca dijo que la reunión que mantuvieron ayer con el ministro de Administración Territorial, Rafael Arias Salgado, fue "más concreta". Volverá a haber otro encuentro entre el Gobierno y la Minoría Catalana en fecha que deberá fijarse próximamente.

El socialista Joan Reventós indicó al término de la reunión que la Minoría Catalana había definido ayer por la mañana cuáles eran sus posiciones respecto a algunos artículos de la LOAPA.

El también socialista Ernest Lluch señaló que en su partido no están cerrados a reuniones de todos los grupos ante la LOAPA, pero cuando las posiciones sobre la ley sean más homogéneas.

La reunión que mantuvieron ayer las delegaciones socialista y de la Minoría Catalana es consecuencia del acuerdo entre UCD y el PSOE para llevar a cabo conversaciones, por separado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS