Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La familia muerta en Lérida consumió tóxicos orgánicos

El xileno, compuesto orgánico tóxico hallado en el aceite consumido, momentos antes de su fallecimiento, por las tres personas de Montfalcó (Lérida), no parece ser la causa directa de su muerte, aunque sí podría constituir el "vehículo de la sustancia mortal", según han confirmado fuentes cercanas a los organismos que investigan el caso. Quedaría por dilucidar también si el tóxico fue introducido en el aceite de manera accidental o voluntaria. De hecho, no se descarta la posibilidad de que la muerte de la familia pudiera ser un crimen.Por otra parte, autoridades sanitarias de la Generalidad han descartado rotundamente la posibilidad de una intoxicación alimentaria. "El tóxico ha llegado al aceite fuera de la cadena alimentaria de producción y distribución, y el envenenamiento es un episodio ocurrido únicamente y de manera localizada en una sola casa".

Una de las hipótesis barajadas en las investigaciones es la de que el recipiente empleado hubiera contenido anteriormente el tóxico que resultó ser mortal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982