Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CANARIAS

La alcaldía de Las Palmas puede cambiar de titular por tercera vez desde las elecciones

El grupo de UCD del Ayuntamiento de Las Palmas ha presentado una moción de censura contra el alcalde de la ciudad, el socialista Rodríguez Dorestes, pidiendo su dimisión y solicitando que el tema sea tratado en el pleno de mañana viernes. De prosperar la moción se daría el caso insólito de que una alcaldía que comenzó siendo nacionalista -ocupada por Manuel Bermejo, de la Unión del Pueblo Canario- pasó luego a los socialistas y va a terminar en manos de UCD antes de finalizar los cuatro años de mandato municipal.

La moción presentada se considera como el paso posterior a la ruptura, la pasada semana, del pacto municipal PSOE-UCD, acordada de forma unilateral por el comité provincial centrista al considerar que ya no existían razones para mantenerlo, por las discrepancias ideológicas existentes entre los dos partidos tanto a nivel regional como nacional. Añadía que si decidieron en julio de 1980 apoyar la gestión del socialista Rodríguez Doreste era exclusivamente "para sacar a la ciudad del caos en que la habían metido los nacionalistas de la Unión del Pueblo Canario".Sin embargo, tanto la opinión pública de Las Palmas como los círculos políticos de la ciudad, coinciden en que el fondo de la cuestión no es otro que ocupar la alcaldía de cara a las próximas elecciones.

El PSOE se ha visto sorprendido por esta moción, planteada de tal forma por UCD que dificulta una respuesta socialista. Con tan solo cuatro concejales de una corporación de veintinueve, el alcalde Rodríguez Doreste no puede mantenerse al frente del municipio teniendo, por otro lado, a los diez concejales de la Unión del Pueblo Canario como enemigos declarados. Sin embargo, el PSOE quiere mantener en su puesto al alcalde y el secretario federal de política municipal de] partido, el diputado Luis Fajardo, ha manifestado que es su deseo mantener a Rodríguez Doreste hasta 1983, ya que está muy satisfecho de su gestión al frente de la alcaldía de Las Palmas.

El portavoz de UCD en el ayuntamiento, Rodríguez Costa, ha manifiesta por su parte que la alcaldía pretende no darse por enterada de la situación de crisis creada en el ayuntamiento al "ignorar las reiteradas demandas de dimisión y anunciando su decidido propósito de gobernar en franquísima minoría, lo que pone en peligro la estabilidad municipal y la del propio sistema democrático".

Por otra parte, el alcalde socialista afirma, que no entiende la actitud de los centristas y que va a pedir a los concejales de UCD que justifiquen su dimisión. Rodríguez Doreste señaló a este respecto que "estamos dando un triste ejemplo de lo que es la democracia, porque no cabe duda de que se están anteponiendo los intereses de los partidos a los de la ciudad".

Por otra parte, el único concejal de la asamblea de vecinos en el ayuntamiento, Fernando Carrascosa, presentó su dimisión irrevocable.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 25 de marzo de 1982